Enviar
ESPECTACULO
Noches de circo en Las Vegas

MAGAZINE presenció dos espectáculos del Cirque du Soleil en la ciudad estadounidense, y entrevistó a sus artistas

Las Vegas, Estados Unidos- Una escenografía invertida, asientos que vibran, sonido envolvente y brillantes luces que caen como rayos, engalanan los espectáculos circenses más famosos a nivel mundial: los producidos por el Cirque du Soleil.
Los más de 1.300 actores con los que cuenta la compañía logran elevar la expectativa de los curiosos asistentes a sus shows, quienes saben de la calidad de las puestas, sin haberlas visto.
Desde que se fundó en 1984, los espectáculos fijos e itinerantes han sumado millones de miradas que salen con mentes sorprendidas y corazones palpitantes después de admirarlos.
El espectáculo KA es uno de los fijos que hacen vibrar a Las Vegas, el cual se presenta en el Hotel MGM Grand; relata la historia de dos jóvenes gemelos separados tras un ataque al palacio real. Los actores desarrollan la trama sin necesidad de palabras y es entendida por todos.
La escenografía de más de $200 millones es la encargada de retar a los actores y recrear locaciones inimaginables, hasta el punto que el escenario toma una posición vertical, se llena de arena o se convierte en barco en plena tempestad.
Pero tantos efectos especiales no serían nada sin la participación de 75 expertos internacionales en las artes marciales, la gimnasia y acrobacias.
“Es como ver y vivir una película pero en la vida real”, afirmó Sabú Alegría, acróbata mexicano residente del show, quien realiza el “círculo de la muerte” junto a su hermano.
La selección del elenco para cada show la realizan productores a nivel mundial, quienes les siguen la huella a los mejores de cada país que visitan.
Los mexicanos acumulan más de siete años de trabajar con el Cirque du Soleil, en el espectáculo KA. “Detrás de todo esto hay aproximadamente 160 personas encargadas de mover la escenografía que funciona bajo un sistema hidráulico”, explicó el acróbata.
El público, siempre partícipe de las escenas, se encontrará inmerso en la obra, ya que está ubicado en asientos frente a un vacío sin fondo lleno de humo e incandescente fuego, donde los ágiles acróbatas caen y vuelan dejándolo confundido de asombro.
Bajo ese mismo concepto disciplinario, pero mezclando más baile y coreografías, el espectáculo “The Beatles, LOVE” es más musical. Se presenta en el Hotel The Mirage, en Las Vegas.
Las canciones de los artistas ingleses son las encargadas de dirigir el show, basado en las tendencias hippies de los años 60 y afirmando que el amor es el principal encargado de resolver los problemas del mundo.
El espectáculo de aproximadamente dos horas reúne también artistas de todo el mundo, entre ellos la actriz brasileña Silvia Ardene y el acróbata Ekenah Claudin, entrevistados por MAGAZINE.
“Mi experiencia en teatro fue esencial para estar aquí, y lo diferente es que no necesito buscar a un público, porque estoy llena de audiencia todos los días”, dijo Ardene.
“Tiene sus obstáculos, por ejemplo tener la familia lejos y mantener el físico”, explicó Claudin, brasileño también.
Aunque la diversidad cultural de la familia circense les podría impedir la comunicación, cada uno de los actores y acróbatas tiene su propio traductor y representante.

Luis Diego Coronado
[email protected]


Ver comentarios