Enviar
Noche de repeticiones en los Emmy
Varias de las series y actores ganadores de los Premios Emmy, entregados anoche, ya habían obtenido galardones en años anteriores.


La ceremonia de entrega de la 63 edición de los Premios Emmy, los más prestigiosos galardones de la televisión en Estados Unidos, se realizó anoche en el teatro Nokia de Los Angeles, conducida por la actriz de la serie “Glee”, Jane Lynch.
La gala comenzó con un número musical pregrabado protagonizado por Lynch, en el que se paseaba por los sets de series como “The Big Bang Theory” o “Grey's Anatomy”, “Mad Men” e interactuaba con los personajes de los programas.
Las series “Mad Men” y “Boardwalk Empire” iniciaron como las favoritas en las categorías de serie dramática, mientras que “Modern Family” se postula para repetir como triunfadora en los premios de comedia y “Mildred Pierce” hace lo propio en la competencia de miniseries y telefilmes.
El evento fue precedido por la habitual alfombra roja por la que desfilaron populares rostros televisivos como el doctor House, Hugh Laurie, o la colombiana Sofía Vergara, que lució un traje de la diseñadora Vera Wang, que acompañó con pendientes de esmeraldas colombianas de Lorraine Schwartz.
La telecomedia “Modern Family” fue la gran protagonista de la primera mitad de la gala de la 63 edición de los Premios Emmy donde cosechó 4 galardones.
La ceremonia comenzó centrada en las categorías de comedia, en las que “Modern Family” encadenó los premios de mejor actriz secundaria (Julie Bowen), mejor actor secundario (Ty Burrell), mejor director (Michael Alan Spiller) y mejor guión (Steve Levitan y Jeffrey Richman).
La serie solo dejó escapar los galardones de mejor actor y mejor actriz en comedia, premios que tuvieron unos destinatarios inesperados.
Jim Parsons se alzó por segundo año consecutivo con el Emmy a la mejor interpretación masculina protagonista en comedia frente a Steve Carell, nombre que sonaba en todas las quinielas después de 6 años nominado por “The Office”, serie que abandonó este año.
Parsons recogió la estatuilla de manos de Charlie Sheen, cuya presencia fue una de las sorpresas del evento, y fue recibido con una ovación por sus compañeros de profesión después de su polémica salida de la serie “Two and a Half Men” y ser reemplazado en ella por Ashton Kutcher.
Una emocional Melissa McCarthy se impuso a Laura Linney y Amy Poehler, las más citadas en los pronósticos de los analistas, gracias a su trabajo en “Mike & Molly”.
El programa concurso “The Amazing Race” ganó como mejor “reality” mientras “The Daily Show With Jon Stewart” se llevó el Emmy al mejor programa nocturno de variedades por noveno año consecutivo.
La segunda mitad de la ceremonia se volcó en las categorías de drama y miniserie/telefilme antes de desvelar los ganadores en las categorías reinas, mejor serie dramática y mejor comedia.
Como mejor serie dramática la ganadora fue “Mad Men” una teleserie ambientada en los años 60. La serie revalidó por cuarta vez consecutiva el título de mejor drama del año.
Por su parte, el último premio de la noche fue para la mejor serie de comedia, “Modern Family”, que obtuvo el galardón por segundo año consecutivo.

Sofía Ramírez y EFE
Los Angeles.


Ver comentarios