Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



NACIONALES


"No tenemos un plan B"

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 09 septiembre, 2010



Estabilidad económica depende de reforma fiscal, dice Fernando Herrero, ministro de Hacienda
“No tenemos un plan B”
Legisladores deben comprender la gravedad del déficit fiscal para aprobar impuestos, afirma Fernando Herrero, ministro de Hacienda

Fernando Herrero, ministro de Hacienda, sale en defensa de la reforma fiscal, que él mismo reconoce no gustarle.
Sin embargo, ante la gravedad del déficit, la posibilidad de que la estabilidad económica se vea comprometida y que muchos de los proyectos de Gobierno queden en el baúl de los recuerdos, Herrero defiende a capa y a espada los nuevos impuestos a los casinos, a las sociedades anónimas, la reforma a los gravámenes a las casas de lujo y por si fuera poco, un plan fiscal, proyectos que desde ya transitan por un camino empedrado.
No importa nadar contra corriente, el jerarca de Hacienda confía en que al final, los diputados de todas las fracciones comprenderán la gravedad del problema fiscal y al final, darán su apoyo a las iniciativas. A continuación, un extracto de la entevista con el titular de Hacienda.

Dentro de poco, habrá cuatro proyectos de carácter fiscal en el Congreso, ¿qué tan difícil será aprobarlos?

No creo que sea tan complicado, la discusión que se ha dado en los últimos 20 años sobre este tema ha servido para allanar el camino y dar ahora el paso que falta para su aprobación. En la administración pasada, se presentaron cuatro iniciativas en ese sentido, pero la prioridad del Gobierno era sin duda alguna el avance del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica, República Dominica y Estados Unidos, por lo que las reformas tributarias quedaron relegadas. No creo que se embarriale la cancha, no veo ningún problema para avanzar en estos temas, ya que en la Asamblea Legislativa es posible conocer varios proyectos de ley simultáneamente.

¿Qué tan importante es aprobar una reforma fiscal?

El tema tributario es central para la sostenibilidad de la hacienda pública y para la estabilidad económica, de lo contrario tendríamos grandes problemas, ya que no es sostenible seguir manteniendo el presupuesto con más deuda.

La administración de Abel Pacheco perdió cuatro años discutiendo un proyecto que al final no prosperó, el gobierno de Oscar Arias prefirió relegar el tema para no paralizar el país. ¿Qué aspectos han cambiado en estos momentos, que le hagan pensar que este Gobierno sí logrará aprobar el plan fiscal?

Creo que todos los partidos han entendido que si no avalamos una reforma tributaria, ponemos en riesgo la estabilidad de la economía y el crecimiento, por ello lo que procede es que todos adoptemos una visión altruista, que pensemos en el interés nacional y que avancemos en estos proyectos.

Los diputados de oposición ya han manifestado su negativa a aprobar una reforma…

A nadie le gustan los impuestos, ni a usted, ni a mí, ni a nadie, pero son necesarios para que podamos financiar los gastos del Gobierno y además, es sumamente inconveniente e insostenible, seguirlo haciéndolo a crédito. Espero que podamos llegar a un acuerdo que balancee las distintas perspectivas, esto es un asunto de diálogo, de negociación para ponernos de acuerdo. La discusión de impuestos siempre es complicada.

Otto Guevara, líder del Movimiento Libertario, ha dicho a LA REPUBLICA que la Presidenta debe recordar lo que le pasó a don Abel con la reforma fiscal que impulsó. ¿Tiene el gobierno un plan “B” para hacerle frente al tema del déficit fiscal?

Tenemos que lograr el plan fiscal, no hay plan B.

¿Qué pasaría si el Poder Ejecutivo no logra su cometido?

No sería bueno para nadie sin duda alguna, ya que tendería a destruir el aparato de Gobierno, las metas que se ha propuesto la Mandataria no se cumplirán y todavía más grave que eso, la estabilidad de la economía se vería en peligro. El déficit fiscal es explosivo y hay que frenarlo para evitar que siga creciendo, los mercados se nos cierren y la inversión extranjera directa podría caer. El problema fiscal es realmente serio, pero Costa Rica siempre se ha caracterizado por resolver este tipo de problemas cuando debe hacerlo.

Si tuviera que eliminar alguno de los proyectos de impuestos que ha planteado el Gobierno para darle viabilidad política a la reforma fiscal, ¿cuál proyecto se podría dejar de lado?

Creo que esta pregunta no procede, lo conveniente es discutirlos en la Asamblea para llegar a entendimientos.

Esteban Arrieta
[email protected]