No hubo final mágico
Una zancadilla al final del año sufrió el Real Madrid que con Karim Benzema buscó acercarse pero tuvo la rígida marca del defensor milanista Alex.Marwan Naamani-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

No hubo final mágico

El Real Madrid perdió ayer en partido amistoso ante el Milan, el arquero Keylor Navas jugó el primer tiempo y recibió dos goles

El Real Madrid puso fin a su glorioso 2014, en el que consiguió la décima Copa de Europa, la Copa Mundial de Clubes, la Supercopa continental y la Copa del Rey, con una dura derrota en Dubái ante un Milan más intenso y eficaz.
El marcador 2-4 es el reflejo de la diferencia entre un equipo que necesita reivindicarse, demostrar que no está tan hundido como puede parecer como el Milan y otro más relajado, más pendiente de los próximos compromisos ante Valencia y Atlético de Madrid.
Al contrario que el cuadro italiano, más concentrado y acertado, no la pasaron bien los merengues en un duelo entre dos históricos que acumulan 17 Copas de Europa. Eso sí, sin la tensión competitiva de un torneo oficial.
Como es habitual en este tipo de compromisos, el conjunto que llega en peor situación, el teóricamente más débil, pone más empuje y la mayor intensidad de los milanistas fue clave. Su eficacia ante una permeable defensa puso la distancia.
La movilidad del francés Jeremy Menez, del italo-egipcio Stephan El Shaarawy, principalmente, y Giacomo Bonaventura, fueron un martirio para la zaga blanca en la primera parte, aunque luego, en la segunda también tuvo su continuación.
En el primer duelo entre el maestro Carlo Ancelotti y el pupilo Filippo Inzaghi, este sacaba ventaja de salida. Mejor ubicado tácticamente y con esa mayor mordida, el Milan daba más sensación de peligro ante un Real Madrid con escasa profundidad.
Pero curiosamente cuando el campeón de Europa parecía despertar al ritmo del juego de Isco Alarcón y de las arrancadas del alemán Sami Khedira un error de Nacho Fernández al ceder el balón a Keylor Navas permitió a Menez situarse ante el meta costarricense y resolver con tranquilidad y maestría.
El tanto atolondró si cabe más al Real Madrid y relanzó al Milan, que amplió la cuenta al minuto 34 con un magnífico disparo de El Shaarawy.
Jesé Rodríguez y Cristiano Ronaldo, que apenas habían aparecido, sorprendieron al cuadro italiano con una poderosa galopada y el portugués, tras recibir del canario, situó el 1-2 en el marcador al minuto 35 con un disparo al que no pudo responder el exguardameta madridista Diego López.
Al inicio del segundo periodo, “Il Faraone” acribilló a Iker Casillas, uno de los numerosos cambios de Ancelotti en el intermedio y puso el tercero para el Milan.
No pudo Casillas a los 73 minutos cuando Giampaolo Pazzini remató solo casi en el área pequeña y apuntilló para el 4-1, aunque Benzema acortó distancias al transformar un penal y poner el 4-2 definitivo.
Fin con derrota a un 2014 de ensueño para el Real Madrid, que llegaba a este compromiso con 22 partidos seguidos ganados, aunque la racha histórica se refiere a encuentros oficiales y aún puede aspirar a alcanzar al Curitiba brasileño.


Dubái/EFE

 


Ver comentarios