Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


“No hay una sola receta para solucionar los problemas en las empresas”

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 02 mayo, 2016



Todas las empresas deben entender que el gobierno corporativo no tiene que ver con asuntos de política pública, más bien se trata de las estructuras y procesos por los cuales las compañías son controladas y dirigidas.
Buenas prácticas de gobierno corporativo ayudan a que las compañías operen con mayor eficiencia, mejoren sus posibilidades de acceso a capitales y mitiguen riesgos.
Esto y otras acciones interesantes para las empresas, y su supervivencia en los competidos mercados de hoy, nos comentó Magdalena Rego, oficial regional de Gobierno Corporativo de la Corporación Financiera Internacional (conocida como IFC por sus siglas en inglés) que forma parte del Banco Mundial.

¿Cómo se impulsa el crecimiento en el uso de buenas prácticas de gobierno corporativo en nuestro país?
Las buenas prácticas de gobierno corporativo les permiten a las compañías capear mejor los momentos de tormenta, que tan frecuentemente se dan en nuestra región.
En julio de 2014 la IFC junto con el Banco Mundial, gracias al apoyo financiero de la Secretaría Suiza para Asuntos Económicos (SECO por sus siglas en inglés) lanzó un programa conjunto de asesoría para la región, con el fin de ayudar a mejorar el desempeño de las empresas locales, mejorar el acceso a capital y sostenibilidad en general.
Con este programa IFC firmó un acuerdo con el Instituto de Gobierno Corporativo de Costa Rica, donde se prevé realizar una seria de actividades destinadas a robustecer las prácticas de gobierno corporativo de Costa Rica.
El IGC de Costa Rica pertenece a la red de institutos de gobierno corporativo de América Latina, denominada ICGLA (Institutos de Gobierno Corporativo de Latino América) y a la luz de esta red, en los próximos meses, el IGC-CR participará en un entrenamiento regional de directores.

¿Cómo las compañías se benefician con estas buenas prácticas?
Respecto de las buenas prácticas de gobierno corporativo no hay una única receta mágica que solucione todos los problemas, aplicar buenas prácticas de gobierno corporativo es un proceso de mejora constante que tiene que ver además con ajustarse a las características y estructura particular de cada compañía, de modo que cada una encontrará el mejor modo de hacer buen gobierno.
Si entendemos las buenas prácticas de gobierno corporativo como un proceso de mejora constante, entonces las compañías se beneficiarán inmediatamente porque quien busca constantemente la mejora, logra un alto grado de eficiencia y, a su vez, la aplicación de buenas prácticas traen aparejadas mayor transparencia y comunicación con el mercado, lo que genera un impacto muy positivo en las mejoras de oportunidades de acceso a capital, porque una empresa que tiene buenas prácticas de gobierno, genera una buena reputación y eso redunda en confianza en el mercado.

¿Por qué es importante el gobierno corporativo para que las empresas perduren en el tiempo?
En el caso de las compañías familiares, las buenas prácticas se transforman en un elemento clave de supervivencia de la compañía.
En Latinoamérica y el Caribe alrededor del 70% de las empresas es de control familiar, pero solo un 15% logra pasar a la segunda generación y, el éxito de este 15% se debe, en gran medida, a las buenas prácticas de gobierno corporativo.