Enviar
“No estamos muertos”
Los seleccionados dicen que Uruguay no es un imposible

Luis Rojas
[email protected]

¿Se puede superar a Uruguay en el repechaje? Sueño o realidad, pero en verdad ese es el tema que divide ahora a los costarricenses, luego de que la tricolor quedara sin posibilidades a la clasificación directa al mundial de Sudáfrica.
La selección arribó ayer al país queriendo poner un rostro de optimismo ante lo que se viene y que muchos califican como la crónica de una eliminación anunciada; no obstante, los optimistas dicen que Uruguay no es Brasil ni Argentina y que hay chance.
René Simoes, el técnico que ahora deberá levantar un equipo de sus cenizas, habló de que “se perdió una batalla, no la guerra”; aunque queda en el ambiente la creencia de que la batalla perdida era más accesible que la que viene.
El brasileño anunció que mantendrá el mismo equipo más las reincorporaciones de Roy Myrie, Celso Borges, Josimar Arias y Darío Delgado.
Para hoy está planteada una reunión entre el cuerpo técnico y la dirigencia, buscando ganar días con los jugadores de cara al encuentro ante los charrúas. Simoes fue claro en decir que no desea fogueos antes del repechaje, sino contar con los futbolistas; aunque no hay seguridad si logrará el consenso para que los clubes se los cedan más tiempo de lo estipulado.
La frase más común en el retorno fue “uno no se lo explica”; la dijo Cristian Montero, la dijeron otros y loa reflejaron todos, aunque el deseo general parece ser el de enterrar la situación, porque si de explicaciones se trata, cabrían muchas preguntas: ¿Por qué Herrera no retuvo el balón cuando moría el partido?; ¿por qué en la acción más importante del juego, la última, un jugador cabeceó solo en el área de Costa Rica?, ¿por qué los asesores de Simoes no le recomendaron el ingreso de Rolando Fonseca, para ayudar con su experiencia a sostener el balón en los últimos minutos?
El discurso tico ahora pasa por lo que habrá de hacerse aquí, en ese primer juego del 14 de noviembre: “hay que ganar y hacerlo bien”, dijo Montero, a lo que el arquero Keylor Navas agregó que “habrá que hacer partidos inteligentes, de mucha concentración”.
Simoes ratificó lo de jugar con inteligencia y su confianza en la calidad técnica de los costarricenses, y lamentó la falta de “malicia” de sus jugadores para aguantar los últimos minutos del partido ante Estados Unidos.
“La vida es esto. Hay que sufrir sin perder la esperanza, si se pierde la esperanza se acabó todo”, manifestó Simoes, quien también hizo un llamado a los aficionados para que llenen el estadio Ricardo Saprissa en el primer encuentro ante Uruguay.
Por último, el preparador físico nacional, el uruguayo Marcelo Tulbovitz, no pudo evitar a su llegada la pregunta sobre su sentimiento con respecto al encuentro entre su país natal y Costa Rica, donde realiza su trabajo profesional.
Tulbovitz lanzó la pregunta de si alguien dudaba, conociéndolo, cuál era la respuesta y agregó luego estar a “muerte” con la selección nacional, alegando que esa determinación no le quitará tampoco, su condición de uruguayo.

Consulta: EFE y medios uruguayos


De Uruguay

El equipo tendrá cuatro bajas. El defensa Andrés Scotti, del Argentinos Juniors, y el centrocampista Diego Pérez, del Mónaco francés (ambos con doble amarilla); el defensa Martín Cáceres, del Juventus, y el centrocampista Cristian Rodríguez, del Oporto de Portugal, que fueron expulsados. Recuperan a Diego Godín, del Villarreal español, y a Carlos Valdez, del Reggin italiano.

Otro repechaje. Los diarios uruguayos señalaron ayer que su selección deberá intentar, por tercer vez consecutiva, volver al mundial por el camino más largo.

Por el boleto. “En fútbol no hay merecimientos, se gana convirtiendo goles y evitándolos (…). Creo firmemente en que jugaremos la próxima Copa del Mundo”, Oscar Tabarez, técnico de Uruguay.
Ver comentarios