Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


No todos los proyectos sufren con la crisis

Redacción La República [email protected] | Lunes 13 octubre, 2008



No todos los proyectos sufren con la crisis

• Algunas desarrolladoras han visto de largo la contracción de la construcción a nivel nacional

Rebeca Sequeira
[email protected]


A pesar de las dificultades que ha atravesado el sector construcción en los últimos meses, en donde varias edificaciones se han visto paralizadas, otros proyectos siguen su camino sin mucho contratiempo.
Esta situación anima a algunos integrantes del sector, principalmente a los vendedores de bienes raíces de Guanacaste, zona que ha sido la más afectada debido al cese de algunas construcciones.
“Algunos proyectos se han detenido pero no todos. Grandes desarrollos como la marina en Papagayo, hacen pensar que la situación no está tan mal. Además, nuestro proyecto “Guanacaste Country Club” sigue vendiéndose con fuerza”, mencionó Johanna Rojas, broker de ERA Real Estate.
Entre los motivos por los cuales unos proyectos han tenido menos éxito que otros, se encuentran la falta de crédito para la construcción, el público meta al que van dirigidos, el sector al que se va a dedicar la edificación (servicios, industria, comercio o turismo) y la confianza en quienes desarrollan los inmuebles, según coincidieron diferentes expertos en bienes raíces.
“El cliente se ha vuelto más discriminador, ahora solamente confían al observar un proyecto en construcción y no uno en planos. Están buscando desarrolladores con experiencia en lugar de principiantes; buscan seguridad tras la inversión”, dijo Joshua ten Brink, gerente general de Riverside Developers.
En el caso del proyecto edificado por dicha desarrolladora, Sonesta Jacó Resort, continúa su proceso de venta y construcción a buen ritmo.
A este proyecto se unen otros como “Solarium”, ubicado en Guanacaste y “Costa Linda”, en Jacó.
Con respecto a los proyectos detenidos, se resalta como la mayoría de ellos se encontraban dando sus primeros pasos, lo que le impidió afrontar con mayor fuerza los cambios en el sector inmobiliario.
“Los proyectos que se han caído son los que están en al etapa inicial de pre-construcción, por el contrario, aquellos que ya habían iniciado sus obras desde hace más de un año tienen mayor oportunidad de afrontar los cambios y salir adelante con el proyecto”, afirmó Randall Murillo, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Construcción.
Entre los pronósticos para los próximos meses, se menciona una desaceleración en el sector, pero podría cambiar de rumbo cuanto se empiece a implementar el plan de rescate en Estados Unidos.
Dicha situación ayudaría al otorgamiento de crédito en dicho país, lo cual repercutiría en el financiamiento de proyectos en Costa Rica.