Enviar
Epsy Campbell considera que una convención abierta es una oportunidad para atraer más votantes al PAC
No tengo temor de enamorar a gente de otros partidos

• Precandidata presidencial dice no cohibirse por tener que enfrentarse al fundador del PAC, Ottón Solís

Carlos J. Mora
[email protected]

Aún sigue reconociéndolo como un líder, sin embargo eso no es pretexto para no enfrentarse a él en su lucha por alcanzar la Presidencia de Costa Rica.
Epsy Campbell dejó de lado el tono no confrontativo que aún mostraba este lunes al oficializar su candidatura y, en una entrevista con LA REPUBLICA, adoptó uno más frontal para referirse a Ottón Solís, hoy su contendor en la lucha por ser el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC).


Usted el año pasado había descartado aspirar a una precandidatura dentro del PAC, ¿qué la hizo cambiar de opinión?
Mi decisión se basa primeramente en la necesidad de generar un debate dentro del PAC, la realidad del país es totalmente diferente a la de hace cuatro años y eso no es solo en cuestiones institucionales, sino también actitudes de la gente, el contexto y las oportunidades.
Lo que hice fue poner un nombre y un apellido a este debate dentro del partido, un debate que permita elegir cuál es la necesidad que debe prevalecer de cara a las elecciones de 2010.
Pienso que no hay ninguna posibilidad de pérdida, el partido va a ganar de todas maneras, porque va a crecer, esto porque por primera vez el PAC se enfrentará a un debate en el que dos personas aspiran al mismo puesto y colocan en la mesa de discusión sus perspectivas.
Si todo se mantiene estático, no habrá ninguna manera de encantar a la gente y ahora nos toca gobernar.

¿Por qué quiere ser presidenta de Costa Rica?
Yo quiero dar una propuesta para que sea validada en una votación, quiero ser presidenta de Costa Rica porque siento que junto con todos los costarricenses podemos construir un país más inclusivo en tiempos de apertura.
Tengo una visión de construcción, no creo que el país ocupe un gran líder o una gran líder, sino gente capaz de gobernar, pero de gobernar con otros líderes, hay que involucrar a la gente.

Usted es joven, ¿por qué lanzarse ahora? ¿Por qué no en la otra elección y dejar a Ottón Solís en esta tercera ocasión?
Simplemente porque la historia no espera, porque las oportunidades ahí están, porque estamos en una crisis en este país y el momento para hacer un salto cualitativo es ahora.
Además, me parece demasiado insuficiente decir que una oportunidad más para él, porque ya participó dos veces y para que gane en la tercera. Mi pregunta es más bien: ¿Por qué si no ganó la primera y la segunda, ganaría en la tercera?
Yo me pregunto más bien, ¿qué tendría que pasar de manera extraordinaria para que él por tercera vez pueda convencer a muchos más votantes que no logró convencer en la primera y la segunda? Hasta donde yo sé, los votos no son acumulativos, todo el mundo empieza de cero.

¿Está diciendo entonces que Ottón Solís ya está desgastado?
Yo creo más bien que el liderazgo y la sensibilidad que se requieren en 2010 no son los mismos que se necesitaban en 2006. Esto habla de un contexto y una realidad diferentes que exigen liderazgos diferentes. El aporte de Ottón en el PAC y para el país es innegable, su participación para lo que sigue es imprescindible, pero no por ello tenemos que cerrarnos a decir no a una convención.

¿Usted se está enfrentando al fundador del partido?
Exactamente. Pero yo no lo veo complicado, estoy enfrentando al fundador del partido y colocando nuevas ideas porque han pasado ocho años desde que se fundó el PAC y tenemos que replantearnos nuestra visión como agrupación y para el país.
Estamos en una nueva etapa y se requiere otra perspectiva.

En cuanto a la convención, ¿si es abierta no le da temor que personas de otros partidos puedan influenciar ese voto y elección?
Yo no tengo temor, tengo deseo de que podamos enamorar a gente de otros partidos para que se sume al PAC.

¿Entonces está de acuerdo con que personas ajenas al PAC vayan a esa convención?
El 80% del PAC corresponde a personas de otros partidos, y solo el otro 20% del PAC, lo único que estamos dejando es que el proceso siga en su lógica histórica.
Pero me preocupa que se quiera creer y vender la idea de que la gente que se va a afiliar lo haga para hacernos daño o votar por un candidato que en 2010 sea más fácilmente vencible por los del otro lado.
Esa es la teoría de la conspiración que tiene mucha gente en el PAC, lamentablemente, y que a mí no me cierra.
¿Quiere decir que quienes creen en nuestro partido, creen tan poquito que no van a tener entusiasmo para ir a votar por nosotros? Eso es no creer en nuestra gente.

¿Cuál cree usted que sería el mensaje al país si el 7 de marzo las autoridades del partido aprueban la convención cerrada?
Una señal equivocada, porque prevalecería la idea de que el partido es un club privado. ¿Luego como hacemos para pedirle el voto a la gente si no le permitimos ahora participar en un proceso democrático abierto?
Pero creo que los asambleístas han ido cambiando de posición.

¿Qué pasa si no gana la convención?
Nada pasa, apoyaré al partido en la elección nacional e igual estaré dentro del PAC.

¿Volvería al Congreso?
No, y jamás me postularía de manera doble, es decir por la Presidencia y para diputada, eso no va conmigo. Mi expectativa es ser presidenta de Costa Rica y no diputada y voy por eso.
Yo ya pasé por el Congreso y me sentí satisfecha por mi trabajo, hay gente dentro del PAC muy preparada para ir a la Asamblea Legislativa.

¿A quién ve como un contendor más fuerte, a Laura Chinchilla o a Johnny Araya?
No lo sé, los veo tan parejos e iguales; creo que frente a los dos tengo ventajas y desventajas.
No logro aún ver qué piensa el liberacionista, antes veía a Laura muy fuerte frente a Johnny, pero ahora veo que Johnny viene creciendo.
Ver comentarios