Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NACIONALES


Falta de confianza, amenaza de huelgas y pocas obras complican economía

No tendremos recesión, pero sí un crecimiento complicado, según el Banco Central

Rebaja en tasas de interés serían un elemento positivo

Christine Jenkins [email protected] | Miércoles 24 julio, 2019

Rodrigo Cubero presidente Banco Central
"Es una de desaceleración, no es una recesión", dijo Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central. Cortesía/La República.


No estamos en recesión y tampoco se espera una contracción de la economía, fue el mensaje repetido el lunes pasado por Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central, al presentar los pronósticos macroeconómicos actualizados para el 2019 y 2020.

Vamos a tener una desaceleración, de 2,6 % el año pasado al 2,2 % en el 2019 en el Producto Interno Bruto, el crecimiento más lento en una década.

Además, se percibe poco optimismo por parte de los hogares y empresas, lo cual impacta el comercio, así como choques externos; por ejemplo, el menor precio de la piña y problemas climáticos, por lo cual sufre la agricultura, dijo Cubero.

Lea más: Incertidumbre sobre nuevos impuestos se refleja en actividad económica

Otra preocupación corresponde al hecho que existan pocas fuentes de crecimiento ante un Gobierno que debe recortar gastos y que demuestra una crónica subejecución en los proyectos de infraestructura.

Justamente, la subejecución pública en los proyectos viales y de acueductos y alcantarillados fue un problema “no menor” durante la primera parte del año, el cual debe de ser corregido para reactivar la economía.

Además, los riesgos para el crecimiento económico presentan un sesgo a la baja; entre ellos, la amenaza de huelgas este año y la situación sociopolítica de Nicaragua, agregó el Banco Central.

Por otro lado, hay factores que podrían inspirar confianza, como las mejores condiciones crediticias promovidas por el Banco Central y el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero.

Esta semana, la Tasa de Política Monetaria pasó del 4,5 % al 4 %, el nivel más bajo desde el 2017, después del cuarto y más grande recorte del año.

El Banco Central pronostica que el ritmo del crecimiento se aceleraría por primera vez en cuatro años al 2,6 % en el 2020, de la mano con un repunte en la economía mundial que le daría un respiro a Costa Rica.

Lea más: Incertidumbre sobre nuevos impuestos se refleja en actividad económica

“No estamos en recesión, esto es importante decirlo, hay algunas actividades que están en una fase de contracción; algunas, técnicamente, se podrían decir que están en recesión porque llevan seis meses consecutivos de tener crecimiento negativo, pero la economía como un todo sigue creciendo”, aseguró Cubero.


Confianza es clave



Se percibe poco optimismo por parte de los hogares y empresas, lo cual dificulta la reactivación.

Silvia Jiménez

Gerente de inversiones
Grupo Financiero Mercado de Valores


Si vemos un proceso de desaceleración de la economía fuerte y pocos factores que en el corto plazo que lo puedan animar.
No veo por adonde haya una fuente en este momento de reactivación, no tenemos un entorno internacional que no esté apoyando, tenemos un gobierno tratando de contener gastos y al mismo tiempo recolectando una mayor cantidad de impuestos, entonces por los dos partes no puede colaborar con la economía.

Roxana Morales

Economista
Universidad Nacional


En estos momentos, lo mejor que puede hacer el Banco Central es generar optimismo.
Gran parte de la población está demasiado pesimista, y no se trata solo de expectativas de la gente, sino que es una realidad, porque hay un nivel de desempleo elevadísimo y muchas personas trabajando en la informalidad.
Hay sectores de la población que vienen sintiendo la crisis desde hace rato por el sobre endeudamiento.
El problema es que en una economía, en el corto plazo, las dos formas de dinamizarla son a través del consumo, y a través del gasto público.

William Porras

Socio consultor
Ecoanálisis


Sigue existiendo desconfianza en el tema, y no hay acciones del Gobierno en el corto plazo que pongan a andar proyectos de construcción, y que los bancos, públicos sobre todo, se activen con los préstamos, que todavía no se ve.
Si no genera confianza el Gobierno, no va a haber reactivación económica.
Para que haya confianza debe hacerse más que solo bajar las tasas de interés; se trata de reactivar para que los bancos públicos presten más, que se pellizquen.

Hernán Varela

Administración Portafolios
Banco Lafise


Ese crecimiento del 2,2 % es bastante realista y muy posible de alcanzar; dicho esto, es un crecimiento bajo si lo comparamos con la tendencia histórica, y no va a ser suficiente para disminuir el desempleo tan alto que hay.
Una economía como Costa Rica necesita crecimiento de casi el 5 % para comenzar a bajar el desempleo.
El cambio en las condiciones crediticias, es difícil que sea suficiente, porque no tenemos tantas herramientas para poder impulsar el crecimiento.

Vidal Villalobos

Asesor económico
Grupo Prival


Me parece que los esfuerzos que hace el Banco Central por mejorar el panorama en materia macroeconómica, y bajando la tasa de política monetaria, trata de apuntalar el tema pero a mucho más a largo plazo.
El país necesita elementos de reactivación, pero quien está llamado a hacerlo en primera instancia es el Gobierno y no tiene recursos, entonces queda la carga en el sector privado que no tiene la confianza todavía como para arrancar.
Sí espero un segundo semestre mucho más prometedor que el primero.



NOTAS RELACIONADAS


Rodrigo Cubero

¿Se deberían de prohibir préstamos que cobren más del 57%?

Lunes 08 julio, 2019

"Podrían resultar en algo que es contrario al espíritu de lo que se quiera hacer con este proyect...