Nivel educativo diferencia a votantes de Clinton de los de Trump
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Numerosas diferencias demográficas han aflorado en la campaña presidencial de este año pero pocas son tan profundas como la división entre los posibles votantes basada en el nivel educativo.
Quienes poseen el menor número de años de formación tienen muchas más probabilidades de apoyar a Donald Trump, mientras que quienes tuvieron la mayor cantidad de años de estudio tienen muchas más probabilidades de respaldar a Hillary Clinton, de acuerdo con una encuesta nacional de Bloomberg Politics dada a conocer esta semana.


“La presencia o ausencia de título universitario es un factor de predicción del voto más importante en esta elección que en elecciones pasadas”, dijo la encuestadora J. Ann Selzer, que dirige muchos sondeos políticos para Bloomberg Politics.
También está desarrollándose en la campaña otra tendencia que podría plantear una amenaza para Clinton: la apatía entre los votantes potenciales menores de 35 años.
Ambas tramas secundarias se evidenciaron en la nueva encuesta, pero el nivel educativo ofrece el contraste más marcado.
Clinton gana en el segmento de quienes tienen educación universitaria por 25 puntos porcentuales, 59% a 34%. La ventaja de Trump entre los que no tienen formación universitaria es de 10 puntos, 52% a 42%.
La ventaja de Trump es de 4 a 1 entre los hombres blancos con una educación inferior al título universitario, 76% a 19%. La ventaja de Clinton entre las mujeres universitarias es de 64% a 31%.
Esto marca una enorme diferencia con la elección presidencial de 2012, cuando las encuestas a boca de urna mostraron que el 47% de los votantes eran graduados universitarios. En ese contexto, el presidente Barack Obama derrotó al candidato republicano Mitt Romney por escaso margen entre los graduados universitarios, 50% a 48%.
También se observa una diferencia con las dos contiendas presidenciales anteriores a esa. En 2008, Obama ganó tanto entre los graduados universitarios como entre los no graduados por márgenes casi idénticos frente al senador John McCain de Arizona.
En 2004, el presidente George W. Bush superó al entonces senador John Kerry de Massachusetts entre quienes no tenían título universitario, 53% a 47%. Entre los graduados universitarios, ambos empataron en 49%.
La encuesta de Bloomberg Politics también mostró una marcada caída entre las personas de 18 a 34 años que dicen que decididamente planean votar en noviembre. En comparación con la encuesta de junio de Bloomberg Politics, la cifra cayó de 60% a 46%.
La encuesta de Bloomberg realizada en setiembre de 2012, aproximadamente en el mismo punto del ciclo electoral, mostró que el 64% de ese grupo etario decía que decididamente planeaba votar.
“Nuestros datos son un indicio de que ha decaído el entusiasmo entre los votantes jóvenes”, dijo Selzer. “Entre quienes no tienen intenciones de votar, la mayoría apoya a Clinton, pero un mayor número de ellos lo hace para detener a Trump que para apoyar a Clinton”.
Selzer dijo sospechar que la caída en el número de votantes jóvenes que dicen que decididamente planean votar se relaciona con el retiro en junio de la competencia del ex rival de Clinton por la nominación, el senador Bernie Sanders de Vermont, candidato que entusiasmaba a más adultos jóvenes que Clinton.
“Se puede entender por qué los que todavía sienten la pérdida de la salida de Bernie Sanders podrían optar por no votar”, señaló. “Al menos por ahora, eso es algo a lo que hay que estar atentos”.


Ver comentarios