Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



GLOBAL


Nicolás Maduro podría surgir como un aliado inesperado de Trump

Bloomberg | Jueves 19 enero, 2017

“Venezuela ratifica su deseo histórico desde Bolívar de tener relaciones de respeto, comunicación y cooperación”, dijo Maduro. Bloomberg/La República


El futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría tener un aliado inesperado: el muy criticado presidente socialista de Venezuela, Nicolás Maduro.

A pocos días de la asunción de mando en Washington, Maduro dijo que adoptaría una postura expectante pero esperanzada hacia el presidente entrante, y criticó duramente la gestión del presidente saliente, Barack Obama.

El lunes, en una conferencia de prensa en Caracas con Mohammad Barkindo, secretario general de la OPEP, Maduro dijo que ha habido una “campaña de odio brutal” contra Trump “en el mundo entero”. “No nos adelantemos a los sucesos. En ese sentido, yo quiero ser prudente y decir ‘esperemos’”, señaló. “Peor que Obama no será, es lo único que me atrevo a decir”.

Venezuela, el país sudamericano con las reservas de crudo más grandes del mundo, tiene hace tiempo una relación agria con EE.UU., el principal comprador de su petróleo.

En un incidente famoso, el fallecido presidente Hugo Chávez describió al expresidente George W. Bush como “el Diablo” en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Las tensiones volvieron a exacerbarse durante el gobierno de Obama, después que el Presidente estadounidense aplicó sanciones específicas contra el gobierno de Maduro por acusaciones de represión y violaciones a los derechos humanos.

El equipo de transición de Trump no respondió inmediatamente a un correo electrónico en busca de comentario.

Obama ha “destruido al África, destruido deja al Medio Oriente, en guerra. Deja al mundo plagado de terrorismo. Y en América Latina, tres golpes lo recordarán”, dijo Maduro, en referencia a cambios de gobierno en Honduras, Paraguay y Brasil. “Con Trump, esperemos. Venezuela ratifica su deseo histórico desde Bolívar de tener relaciones de respeto, comunicación y cooperación con Estados Unidos de Norteamérica”.

Desde que Maduro asumió el poder en 2013, el país sufrió un colapso económico casi sin precedentes fuera de años de guerra. Hoy, la inflación es de tres dígitos y se hace cada vez más común la escasez de todo, desde alimentos hasta medicamentos.

Analistas e inversionistas tratan de evaluar qué actitud adoptará el gobierno de Trump hacia Venezuela.

“Vienen grandes cambios en la política mundial. Uno de los cambios seguramente que será muy importante será lo que llaman la era Trump”, dijo Maduro. “La época de mundo unipolar se acabó, y Venezuela está en la ola de esos cambios. Estamos bien ubicados, en el lugar exacto, en el momento exacto y con las ideas exactas”.

Maduro, famoso tanto por su uso prolífico de las redes sociales como por sus frecuentes bailes en eventos televisados, criticó a Obama por hacer lo mismo.

A “eso se ha dedicado los últimos meses, a sacar imágenes en Twitter, Instagram; él bailando y haciendo fiesta”, dijo Maduro.