Negocio de creperías se expande
En el local de CrepeXpress, el cliente puede armar su propia crepa con los ingredientes, aromas y toppings que desee. Gerson Vargas/La República
Enviar

201602161206000.recuadro (8).jpg
Los amantes de las crepas dulces, saladas o con frutas han hecho florecer el mercado de las creperías en el país.
Tal es así, que unos inversionistas venezolanos vieron en Costa Rica la sede de su expansión.
Ese es el caso de CrepeXpress, franquicia que abrió en diciembre anterior su primer local en el país.
La crepería inauguró su primer punto en City Mall, mientras que en enero abrió su segundo local en Terramall.
Para los próximos meses seguirá en el Centro Comercial Paseo de las Flores y el Mall San Pedro.
Para el segundo semestre estarán las aperturas de Terrazas Lindora y Mall Paseo Metrópoli.
En 2017 tiene planes de expandirse con dos locales en Guanacaste, cerca de algunas playas.
“Esperamos contratar cerca de unas 100 personas solo este año, los anuncios de las aperturas de puestos las realizaremos por medio de Facebook o en los locales”, dijo Gianfranco Piunno, propietario de CrepeXpress.
Para estas aperturas, la empresa destinará cerca de $1 millón.
Además, busca franquiciados que quieran iniciar un negocio dentro del sector.
Ofrece dos tipos de franquicias: una se trata de un quiosco pequeño, que puede costar entre $60 mil y $70 mil, según la dimensión y la proyección del punto, en tanto, un local más grande oscila entre $70 mil y $90 mil.
CrepeXpress viene a acompañar a las ya consolidadas Creperie 95 grados, en San Pedro, y Oui Oui La Crepe, con dos locales en Multiplaza Escazú y Curridabat.
Una de las primeras que abrieron bajo este concepto fue 95 grados, fundada en 1999 cerca de la Universidad de Costa Rica.
Por ahora ofrece cerca de 25 platos de crepas dulces y saladas, así como bebidas a base de café, “smoothies” o batidos naturales en sus dos establecimientos en San Pedro.
Para 2017 planea abrir otros dos locales de las mismas dimensiones que los que ya tiene en Heredia y Alajuela centro, cerca de colegios, escuelas o universidades.
En tanto, Oui Oui La Crepe abrió en 2003 en Multiplaza Curridabat y este primer semestre del año planea abrir un restaurante gourmet en Lincoln Plaza y otro en City Mall para finales de año.
“Aunque hay más oferta de creperías, nosotros nos distinguimos por ofrecer más que solo crepas, es un servicio premium”, dijo Liliana Gago, propietaria.
Las crepas también han sido la oportunidad para emprender, ese fue el caso de Tamara Romero, con Crepería y Café Entre Nous en Heredia, cerca de la Universidad Nacional.
El local abrió en octubre de 2014, con un estilo “vintage”, pero a la vez urbano, para atraer a los universitarios que caminaban cerca de la zona.
Tal fue el éxito que el año anterior abrió otro punto en Alajuela, cerca de la Universidad Técnica Nacional.
“Soy nutricionista y vi en esta comida la mejor opción de hacer algo rico, saludable y rápido a la vez, es muy gustada por las personas más jóvenes, aunque siempre está abierto a cualquiera que quiera probar”, dijo Romero.
Para este año, Entre Nous tiene el objetivo de abrir su tercer punto, esta vez en el centro de San José.



 



Ver comentarios