Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


Negociaciones con UE entran a fase esencial

Redacción La República [email protected] | Sábado 19 julio, 2008



A partir de la próxima ronda las partes intentarán acordar puntos en los que más difieren
Negociaciones con UE entran a fase esencial

• Además de los productos sensibles se empezará a hilar fino en normas de origen y denominaciones geográficas
• Europa acepta que discusión en temas sanitarios se centre en lograr vías para ayudar al istmo a cumplir con sus altos estándares

Israel Aragón
[email protected]

Tras concluir el viernes anterior la cuarta ronda de negociación la Unión Europea, se dio por cerrada la fase de discusión general y sobre metodología, pues ahora llegó el momento de poner sobre la mesa los temas de más difícil negociación.
Esto significa que para el próximo encuentro, previsto para octubre en Ciudad de Guatemala, la mesa de negociación estará servida con los temas del banano, carnes, azúcar y sus derivados, como galletas y dulces.
Pero la discusión sobre estos temas no se limitará a su trato arancelario, sino que también incluye las normas de origen (las que permiten saber de dónde proviene un producto) y las medidas zoosanitarias y fitosanitarias. Con estos nuevos aspectos, productos como el café, camarón o la piña se suman a lista de sensibles.
“En los tres pilares estamos entrando a negociar en serio, a una fase en que se empiezan a perfilar los temas importantes para ambas partes, relacionados con los compromisos en el desarme, medio ambiente, seguridad ciudadana, desarrollo y aspectos normativos en la parte comercial”, afirmó Roberto Echandi, jefe del equipo negociador costarricense.
En el caso del café, los productores nacionales manifestaron a través del Instituto del Café de Costa Rica (Icafe) que la única manera en que aceptarían entrar al acuerdo es si la norma de origen la confiere la producción del grano, es decir, que el café se considere originario de donde se sembró y se cosechó.
Debido a que en Europa no se produce café, a la Unión Europea (UE) le interesa que el origen del grano lo conceda el lugar donde se tueste, de manera que ellos lo puedan importar a bajo costo de países como Vietnam, tostarlo en Europa y exportarlo libre de impuestos a Centroamérica.
Para el camarón y la piña las restricciones serían más bien por las normas sanitarias exigidas por la UE.
Con respecto a este tipo de normas, tras una intensa discusión mantenida en la ronda que concluyó el viernes, negociadores europeos y centroamericanos concluyeron que las conversaciones deben centrarse en buscar vías para ayudar a Centroamérica a cumplir con los altos estándares sanitarios exigidos por el bloque económico para los productos que importa, manifestó Echandi. Lo anterior debido a que los productos de origen agrícola que la UE exporta a Centroamérica son mínimos.
Por esta razón en la próxima ronda habrá un equipo que, siempre dentro del pilar comercial, se dedicará a buscar vías de cooperación europea para que las pequeñas empresas satisfagan sus peticiones sanitarias.
El negociador considera que “si Europa muestra la misma disposición que mostró en esta ronda esperaría que en Guatemala cerremos algún capítulo, como el de solución de controversias, la parte normativa de compras del sector público y quizá las normas técnicas en materia de bienes”.