Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


Negociación por aeropuerto se complican

Danny Canales [email protected] | Sábado 02 febrero, 2008



BCIE no ha logrado convencer a los acreedores de Alterra para que le vendan la deuda del proyecto
Negociación por aeropuerto se complican

• Gobierno le dio tiempo hasta esta semana al banco regional para conseguir un arreglo
• Si no se logra un acuerdo, el Gobierno seguirá con el plan para rescindir el contrato

Danny Canales
[email protected]

La negociación emprendida por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para asumir la deuda del proyecto de ampliación del Juan Santamaría enfrenta una fuerte turbulencia.
A pocas horas de que venza el plazo otorgado por el Gobierno para definir la suerte de la transacción, aún no hay humo blanco.
El BCIE tiene tiempo hasta esta semana para tratar de convencer a los acreedores del proyecto aeroportuario de que le vendan la deuda.
Ese emplazamiento se lo hizo el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac).
De no presentarle un arreglo el lunes por la mañana, lo más tarde, el Cetac continuará el proceso de rescisión anticipada del contrato.

Incluso trascendió que Aviación Civil está preparando una rueda de prensa para la próxima semana, a fin de anunciar el futuro del proyecto aeroportuario.
La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) y los restantes diez bancos que financian el proyecto han girado $90 millones a Alterra para la ampliación del Juan Santamaría.
Sin embargo, desde mediados de 2003 los acreedores acordaron no girar los últimos $30 millones ofrecidos para la obra, aduciendo un presunto desequilibrio financiero.
Desde entonces el IFC inició negociaciones con el Gobierno para tratar de darle estabilidad financiera al proyecto, pero el diálogo se rompió a finales del año pasado, sin ningún fruto.
Es ahí donde aparece el BCIE con la intención de comprar la deuda para quedarse como el único acreedor del proyecto y así rescatar la obra.

De prosperar la iniciativa del banco centroamericano, este se compromete a invertir los $48 millones que se ocupan actualmente para terminar las obras.
No obstante, Alfredo Ortuño, director para Costa Rica del BCIE, reconoció que la negociación “se mantiene difícil, debido a la gran cantidad de bancos de todo el mundo a los que hay que consultarles los avances”.
Además el banquero comentó que “hay muchos documentos que debemos estudiar antes de llegar a un acuerdo”.
A modo de ejemplo, Ortuño expuso que en caso de que Alterra pierda alguno de los litigios pendientes, se debe definir a quién le corresponderá pagar la multa.
Sin embargo, el representante nacional en el BCIE comunicó que mantiene la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo en las próximas horas.
“Mientras sigamos en la mesa de negociación quiere decir que el tema va caminando”, dijo Ortuño, desde la sede central del BCIE en Honduras.
En el otro escenario; en caso de que los bancos no logren un arreglo, el Gobierno seguirá con el proceso para terminar el contrato de forma anticipada.
El siguiente paso sería un proceso de remediación entre el Gobierno y Alterra, para que la empresa, en tres meses, dé una solución al problema, dijo Viviana Martín, presidenta del Cetac en una entrevista concedida a inicios de semana.
La funcionaria había dicho en ese momento que de fracasar ese trámite, el Estado emprendería la toma del aeropuerto.
De llegar a ese extremo; la Organización de Aviación Civil Internacional apoyaría al Gobierno en las labores de transición.