¿Necesito un smartwatch?
Los smartwatches le darían competencia a los relojes suizos como lo hicieron los japoneses en 1970 con sus modelos de cuarzo.Shutterstock/La República
Enviar

¿Necesito un smartwatch?

Samsung, Sony, Motorola, LG y Apple tienen algo en común (además de fabricar los más famosos y deseados smartphones): todos han incursionado en el mundo de los smartwatches, el primer dispositivo inteligente destinado a ser utilizado como parte de su vestimenta, una tendencia conocida como “Wearable Technology”.
En estos momentos, muchos aficionados a la tecnología se preguntan si necesitan de otro dispositivo que les notifique cuando reciben un nuevo correo electrónico, un mensaje de texto, en el momento en que un amigo los etiquetó en Facebook o si alguien retuiteó el comentario que escribieron temprano.


Quizás la respuesta más sencilla a esta pregunta es ¿para qué lo quiere?
Si lo que busca es un compañero que contabilice las calorías quemadas y los kilómetros recorridos durante su paseo en bicicleta o su carrera matutina, la respuesta es sí, podría serle de utilidad.
Si lo que desea es contestar una llamada o un mensaje de texto sin sacar su smartphone de la bolsa de su pantalón o cartera cuando va en el bus, en el tren o mientras conduce, también le será de utilidad.
Ahora bien, para realizar todas estas tareas, es necesario mantener una comunicación directa entre su smartwatch y su smartphone, ya sea mediante el sistema de comunicación Bluetooth o Near Field Communications (NFC), es decir, necesitará de ambos dispositivos en forma conjunta, a excepción del modelo Samsung Gear S, que trae conexión 3G y Wi-Fi.
Otro de los puntos que se han de tomar en consideración es que al igual que sucede con su teléfono inteligente, el smartwatch necesitará ser cargado todas las noches, es decir, necesitará de enchufe libre o de una regleta al lado de su mesita de noche.
Su precio es variable y comienza en el rango de los $199 —aunque pueden llegar hasta los $349, como en el caso del Apple Watch— los fabricantes de relojes convencionales todavía no se preocupan por estos dispositivos.
Esto porque se encuentran muy lejos de los miles de dólares que cuesta un Rolex o Cartier, pero muy cercanos a otras marcas como Swatch, dirigida al público juvenil, el mismo que se encuentra encantado por estos nuevos relojes.
Todavía es muy temprano para pronosticar cuál será el futuro de estos modernos dispositivos, pero si se toma en cuenta que hace unos años las personas se preguntaban para qué necesitaban un celular con Internet, podría ser que estos se popularicen y se conviertan en la moda.
Algunos más osados han llegado a pronosticar que los smartwatches serán los celulares del futuro, algo que seguramente usted vio con asombro durante los años 80 en la famosa serie de televisión “Dark Knight” o “El auto fantástico”, donde Michael —David Hasselhoff— se comunicaba con su automóvil —también inteligente— mediante un reloj de pulsera, aunque ese parecía más bien un Casio calculadora, que tanto gustaba a los fiebres de la tecnología en esa época.


Ver comentarios