Enviar
Nadal defiende su corona
Serena Williams puede ser la sorpresa en la llave femenina

El español Rafael Nadal defenderá desde hoy lunes el título del Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam de la temporada, en el que el actual número uno Novak Djokovic parte como gran favorito, en un torneo cuyo arranque pudo estar condicionado por el paso del huracán “Irene”.
Y es que Nueva York vive en calma tensa la llegada de este huracán cuyo ojo está previsto que atraviese la ciudad a última hora de la tarde, una situación que no se producía desde hace casi 80 años, y que ha provocado la paralización de la ciudad.
Ante esta situación, la organización del Abierto de Estados Unidos suspendió todas sus actividades de ayer domingo, pero es poco probable que la jornada inaugural prevista para hoy se vea afectada.
Nadal consiguió el pasado año ganar por primera vez el torneo neoyorquino y completó de esa forma el “Grand Slam”, un logro que le elevó al olimpo del tenis, ya que grandes leyendas como Pete Sampras, John McEnroe, Bjorn Borg, Jimmy Connors, Stefan Edberg o Boris Becker, entre otros, nunca lo consiguieron pese a sus exitosas carreras.
Sin embargo, el gran favorito para la edición de 2011 no es el español sino su rival en la final del pasado año, el serbio Djokovic que está firmando una temporada de ensueño con 57 victorias en 59 partidos y que esta temporada ya ganó el Abierto de Australia y Wimbledon, además de cinco Masters 1000, lo que le ha encumbrado como indiscutible número uno mundial.
Los dos actuales mejores tenistas del mundo llegan al torneo con algunas molestias físicas, ya que el balcánico se tuvo que retirar de la final de Cincinnati ante Andy Murray, por unos dolores en su hombro derecho; mientras que Nadal arrastra desde Wimbledon molestias en el tendón peroneo de su pie izquierdo.
Pero no serán los únicos favoritos que no llegan al cien por cien físicamente, ya que el checo Tomas Berdych tiene problemas en el bíceps de su brazo derecho, el sueco Robin Soderling ha estado lesionado en los ligamentos de su muñeca izquierda, por lo que no ha participado en los dos últimos Masters 1000.
En cuanto a David Ferrer, reapareció hace un par de semanas en Cincinnati tras un mes de baja debido a una fisura en el metatarsiano de su mano izquierda.
Uno de los grandes atractivos del cuadro masculino es el retorno del argentino Juan Martín del Potro, que regresa por primera vez a Nueva York desde que ganó el torneo en 2009, después de superar las diversas lesiones que le dejaron prácticamente en blanco la pasada temporada.
En mujeres, el torneo se ha quedado sin su gran favorita, la belga Kim Clijsters, ganadora de las dos últimas ediciones, y a la que una lesión le impedirá defender el título.
Su ausencia abre el abanico de favoritas, con una renacida Maria Sharapova, la vuelta a la competencia, a mediados de junio de Serena Williams, tras superar un edema pulmonar, y la actual número uno, Caroline Wozniacki, que llega al torneo tras ganar en New Haven y que busca añadir a su palmarés su primer Grand Slam.

Nueva York
EFE
Ver comentarios