Enviar
¡Nada de grupo de la muerte!
En el Grupo A están equipos de mucho nombre, pero…

Cristian Williams
[email protected]

A dos días de que arranque el campeonato de la primera división, los 12 equipos han completado sus planillas y salvo alguna contratación de última hora, ya todos están listos para cumplir sus objetivos.
Unos tienen en mente ir por el campeonato que en estos instantes le pertenece a Brujas, otros se contentarán con clasificar a la segunda fase, en tanto que los menos, quieren alejarse de la zona de descenso.
Las mayores variantes se presentaron en los banquillos, donde el 50% de los equipos cambió de técnico en busca de mejores resultados la mayoría, salvo Puntarenas que vio partir a Carlos Restrepo a Honduras.
Los equipos son los mismos del torneo de invierno 2009, en el cual todos los que lo integraban el llamado “grupo de la muerte” murieron antes de lo esperado, dejándoles el protagonismo a los del “grupo malo”.
Ahora las cosas cambian un poco, ya no hay grupo de la muerte, tal vez grupo de los “equipos con tradición” como el A y el de los equipos “sorpresa” como el B.
El nombre no le alcanzó a Saprissa ni a Alajuelense para clasificar a la fase dos en el torneo anterior, en el caso de los manudos la situación fue peor, ya que acumula dos torneos consecutivos de fracasos.
Pérez Zeledón, que fue el líder, se quedó en su serie ante Brujas, equipo que destronó a Liberia Mía, en tanto que el Cartaginés no pudo superar a Puntarenas.
Ciertamente este grupo fue muy cerrado, al punto que los clasificados no se definieron hasta el último minuto, y todo apunta a que esa historia podría repetirse.
En el Grupo A están Pérez Zeledón, Liberia Mía, Cartaginés, Saprissa, Alajuelense y Santos.
Los generaleños siguen como favoritos, mantienen a su entrenador, el mexicano Rafael Bautista Arena, y vieron partir a figuras que no fueron determinantes en el torneo de invierno como Ronny Ureña, Diego Quesada y Diego Gallo. De momento no presentan refuerzos.
Detrás podríamos considerar al Cartaginés, que también le dio continuidad al español Juan Luis Hernández en el banquillo, pese a que apenas si clasificó y quedó en el camino en la primera muerte súbita.
Su parte defensiva se vio disminuida con la salida de Richard Mahoney y el uruguayo Martín Arreola. También partieron Berny Solórzano, Mauricio Montero y Albán Gómez.
Pero la motivación de los brumosos y la expectativa de un mejor campeonato se basa en el regreso de uno de sus ídolos, el delantero Randall “Chiqui” Brenes, proveniente del fútbol de Noruega. Junto a él contrataron a Josué Salas, José Carlos Chan y Kenneth Solano, lo que les da una planilla equilibrada y a la vez obligada a dar mucho más de lo mostrado hasta ahora.
El tercer lugar y último clasificado sería para el Deportivo Saprissa, que apuesta a Roy Myers, mantiene una base que pocos frutos dio el torneo anterior y apuesta a sus dos grandes contrataciones, los delanteros Alejandro Sequeira y Allan Alemán. Además ascendieron al defensor José Mena, capitán de la selección sub 20 en el Mundial de Egipto.
Dejaron ir en calidad de préstamo a Manfred Russell, Ariel Santana, José Luis Cordero, Olman Vargas, así como a Bryan Jiménez, ya libre.
A la Liga Deportiva Alajuelense, que estrena Luis Roberto Sibaja, no se le vislumbra un gran torneo, ya que apenas si se reforzó de última hora con el ex herediano Kevin Sancho.
Por el contrario, vio partir a Leslie Ramos, Diego Brenes, Randall Rodríguez, Alejandro Gómez, Julio Segura y César López, cedidos a Grecia.
Como novedades Sibaja adelantó que el equipo retornará a la línea de cuatro, que Wardy Alfaro será el portero y se tendrá un centro delantero, ya sea Erick Scott o Mario Camacho.
La turbulencia dirigencial, pleito con la comunidad y la salida de jugadores claves hace vislumbrar un futuro malo para Liberia Mía, que podría hasta cambiar de nombre y llamarse Águilas Guanacastecas.
Hernán Medford regresa al banquillo tras su paso por Saprissa, la selección nacional y León de México y junto a él se llevó a tres figuras que ya ha dirigido como son Bryan Jiménez, Randall Porras y Édgar Greaves.
La desbandada fue grande. Echaron a Freddy Fernández, Michael Mora, Santiago Aloi (argentino) y Misael Ruiz (hondureño), mientras que prestaron a Víctor “Mambo” Núñez y Cristian Gamboa.
Santos, con nueva administración, le dio el banquillo a Ronald Gómez, quien en su única experiencia como técnico descendió a Carmelita.
Salieron Gustavo Martínez, quien ahora es asistente de Gómez; Ricardo Harris, Greivin Camacho, Joseph Centeno y Owen Solís, y contrataron a Luis Daniel Vallejos, Marlon Arias y Greivin Arce.
Están negociando con Freddy Fernández, pero aun así no se les ve capacidad para ubicarse más que en el sexto lugar del grupo.
Ver comentarios