Enviar
Muy fresca a pesar de sus 200 años
Oscar Grassi, director escénico de la ópera “La italiana en Argel” que montará la Compañía Lírica Nacional, aseguró que encantará con su mezcla de drama, comedia y música fresca

La ópera “La italiana en Argel”, de Rossini, conquistará a todo el público que vaya a verla al Teatro Nacional. Esa es la opinión del artista argentino Oscar Grassi, quien se está encargando de la dirección escénica de la puesta del compositor italiano, que montará la Compañía Lírica Nacional desde finales de este mes.
El suramericano conversó con MAGAZINE y señaló que respetará las “intenciones” originales que tuvo Rossini a la hora de escribirla, así como las de su libretista.
Se extenderá por dos actos y ocho cuadros, con la mezcla de comedia y drama que la han caracterizado desde que fue estrenada en 1813.
“No me gusta trasladar las obras de sus épocas, por lo que esta fue concebida en Argelia a finales de 1700 y 1800, y así se hará”, afirmó el director.
“Rossini escribió todo tipo de óperas, dramas y dramas jocosos; esta es el intermedio de drama y comedia, no es muy cómica pero tiene sus pasajes simpáticos, y se podrá ver en el trío de los Papataci, el rito que le hacen creer a Mustafá (el emir en la obra)”, afirmó Grassi, quien ya ha dirigido otras obras y cantado en suelo nacional.
Esa mezcla junto con la música “fresca” son los elementos que engancharán al público, según el suramericano.
“A pesar de que cumplirá 200 años, todavía sigue conquistando. Es muy melodiosa y simple”, comentó Grassi. “Es una música que entra muy fácil al oído y se mueve dentro de esa libertad lírica de expresión que tenía Rossini, que la hace más emblemática, más carismática”, añadió.
El montaje de la Compañía Lírica se extenderá desde el 30 de este mes, hasta el 10 de agosto.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios