Enviar
Museo Nacional abrirá su entrada principal en julio
Apertura será por el oeste, por la Plaza de la Democracia, y los trabajos tendrán un costo de ¢150 millones

Carolina Barrantes
[email protected]

En poco más de tres meses, el Museo Nacional abrirá sus tesoros patrimoniales a sus visitantes por su fachada principal, que colinda con la plaza de la Democracia.
El edificio está atravesando trabajos de remodelación, que darán vida a un vestíbulo más atractivo y que demandarán una inversión de ¢150 millones.
Las obras buscan rescatar la fachada original del antiguo cuartel militar Bellavista y recobrar la belleza emblemática del inmueble patrimonial.
Es por ello que el nuevo vestíbulo estará compuesto por tres elementos: una esfera, tres cubos que conforman un túnel y una boletería.
La esfera se ubicará frente a la nueva puerta de entrada, tendrá ocho metros de diámetro y seis metros de altura, y será elaborada en vidrio sobre una estructura de hierro.
Además alojará en su interior una esfera de piedra original que se exhibió en el museo durante años, debido a que está inspirada en uno de los tesoros patrimoniales que este resguarda: las esferas de piedra precolombinas.
Los cubos por su parte, serán elaborados con concreto y tendrán una cubierta translúcida mientras que sus paredes llevarán una textura que semeja plantas y hojas.
Esta estructura formará un túnel, que conectará la esfera con el edificio, y simbolizará los tres campos de acción del museo: la protección y conservación del patrimonio arqueológico, natural e histórico, según Ronald Quesada, arquitecto de la institución.
El último elemento de los trabajos es la boletería, la cual se ubicará en un espacio muy limpio y moderno e incluirá un centro de información, una tienda de artesanías, una batería de baños y guardarropa.
Ese espacio será concebido como una caja blanca, con muebles especialmente diseñados para el lugar y pantallas de información con actividades del museo, señaló Quesada.
Estos trabajos permitirán que el público tenga una entrada ágil y atractiva al museo, y luego puedan disfrutar del jardín de mariposas del recinto, que también está en medio de trabajos de construcción.
El viaje por ese espacio se iniciará en una rampa de concreto de 110 metros de longitud, que ya está construida, y que parece “flotar” por encima de la vegetación mientras las mariposas revolotean en el aire.
Ese sitio contará con cerca de 60 especies de plantas que servirán de refugio y alimento para unas 30 especies de mariposas que allí vivirán.


Ver comentarios