Enviar
Murray va con todo
Arrasó en Brisbane y con Ivan Lendl de entrenador busca el Abierto de Australia

El Año Nuevo le trajo al mundo del tenis una noticia positiva y que alegró.
El tenista escocés Andy Murray, número cuatro del ranking mundial, terminó la búsqueda de nuevo entrenador y eligió al mítico exjugador checo Ivan Lendl.
El planeta tenis aplaudió la decisión.
El nombre de Ivan Lendl, ex Copa del Café es de respeto.
Y así lo hizo ver su nuevo discípulo: “Es vital que me brinde una nueva visión de esta disciplina. El impacto de Ivan en el juego es incuestionable y aporta una experiencia y conocimientos que muy pocos tienen, sobre todo en los grandes torneos”, agregó Murray, quien desde que se separó del español Alex Corretja, hoy capitán de Copa Davis de España, ha estado trabajando con un grupo de entrenadores.
El día que se anunció este nuevo binomio en el deporte de los caballeros, Lendl, de 51 años, tres veces ganador de Roland Garros y del Abierto de Estados Unidos y dos del Open Australia, se mostró emocionado de tener la oportunidad de trabajar con Murray, que busca su primera victoria en un “Grande” tras perder tres finales. “Es un talento único y espero tratar de ayudarle a alcanzar sus metas”, dijo.
Y, ayer comenzó la cosecha.
Murray inició de la mejor manera posible la temporada al ganar el título en el torneo de Brisbane, Australia, tras vencer en la final al ucraniano Alexandr Dolgopolov por 6-1 y 6-3 en apenas 67 minutos. Murray consiguió su vigésimo segundo título en la ATP de forma muy sencilla y no perdió un solo punto en sus tres primeros juegos con servicio.
Con esta victoria, Murray afronta el Abierto de Australia con la moral al tope y con la vista puesta en el título que ya se le escapó en dos ocasiones en las que accedió a la final.
“La influencia de Ivan Lendl, su nuevo entrenador, parece que está siendo muy positiva para el británico, que en Brisbane arrasó a cuantos rivales le salieron al paso”, dijo la agencia EFE.
En semifinales, Murray venció al australiano Bernard Tomic y Dolgopolov al francés Gilles Simon, respectivamente.
Bajo la mirada de su nuevo entrenador, Lendl, Murray se movió con soltura sobre la pista, estuvo resolutivo en el saque (13 directos) y se mostró muy superior en los intercambios de golpes desde el fondo. Venció en 70 minutos a Tomic, de 19 años, por 6-3 y 6-2 sin concederle ni una sola bola de “break”.
Después de perder dos finales consecutivas en el Abierto de Australia, Murray intentará en la final reforzar su moral con miras al primer “Grande” de la temporada, que comenzará el próximo 16 en Melbourne.
La mancuerna Murray-Lendl empezó a funcionar.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios