Enviar
Mundial con final inédita
Holanda-España, de este juego saldrá el nuevo monarca

España volvió a derrotar a Alemania 1-0, como en la final de la Eurocopa de 2008, y conquistó el derecho a disputar contra Holanda, el domingo, por primera vez una final de la Copa del Mundo, que tendrá un campeón inédito.
Holanda o España. Para uno de los dos se abrirán en el Soccer City de Johannesburgo las puertas del club de los campeones, hasta hoy reducido a siete equipos: Brasil (5), Italia (4), Alemania (3), Argentina y Uruguay (2), Inglaterra y Francia (1).
España, con un largo rosario de frustraciones a sus espaldas, llegaba a las semifinales por primera vez, y para disputarle la última plaza de finalista al equipo de presencia más constante en los 80 años de vida del Mundial. Alemania batía en este partido, el número 98 para la Mannschaft, el récord de presencias mundialistas, hasta hoy en poder de Brasil con uno menos.
La Roja, pese a llegar con la corona de campeona de Europa, estaba, por tanto, mucho más necesitada que Alemania, subcampeona continental pero que ya había jugado 12 semifinales en la Copa del Mundo la tercera consecutiva  y en su sala de trofeos luce tres títulos mundiales.
Desde que rompió el muro de los cuartos de final, venciendo a Paraguay (1-0), España pisa terrenos desconocidos, haciendo historia con cada milímetro que avanza.
Para Holanda, que eliminó el miércoles al último equipo suramericano, Uruguay, la máxima preocupación ahora es mantener la concentración para, en su tercera tentativa, conseguir la ansiada Copa del Mundo.
El seleccionador, Bert van Marwijk, no deja de prevenir contra toda tentación de relajarse después de haber conseguido 14 triunfos consecutivos en partidos relacionados con el Mundial (ocho en la fase de clasificación y seis en Sudáfrica).
Con un equipo liderado por Johan Cruyff y plagado de grandes estrellas que pasó a la historia como La Naranja Mecánica, Holanda alcanzó dos veces la final de la Copa del Mundo, pero en ambas ocasiones cayó ante el equipo anfitrión: en 1974 contra Alemania (2-1) y en 1978 contra Argentina (3-1).
“Sabemos cómo jugar al fútbol, pero conservar la fortaleza mental es ahora lo más importante”, afirmó el capitán Giovanni van Bronckhorst, que pondrá fin a su carrera deportiva después de la final del domingo.

Johannesburgo/EFE
Ver comentarios