Mujeres se abren camino en industria tecnológica
“Es importante que las mujeres tomen el rol de motivar a otras para incursionar en esta área”, dijo Amanda Morales, presidenta del Club de Ciencia y Tecnología de Ulacit.Esteban Monge/La República
Enviar

Ocupan importantes puestos técnicos y administrativos en Intel, IBM y Sykes

Mujeres se abren camino en industria tecnológica

Programas públicos y privados buscan atraer talento desde edades tempranas


Amanda Morales Agüero cursa ingeniería informática en la Ulacit, donde preside desde hace un año el Club de la Ciencia y la Tecnología, mismo tiempo que lleva de estudiar esa carrera.
Su primer encuentro con la tecnología fue unos años atrás, cuando estaba en el colegio y le enseñaron programación, un área que desconocía, pero que la cautivó y la llevó a escoger este campo de estudio.

201503082317410.n55.jpg
Aunque sus compañeros la han apoyado en su gestión, no oculta que su designación fue una sorpresa y al principio sintió algo de miedo, pero es algo que más bien ha atraído a otras mujeres.
“Es necesario tener mucha confianza, ya que aún en la carrera se pueden escuchar comentarios de personas que tienen el estereotipo de que no es un área para mujeres. Pero eso es parte de la motivación para hacer las cosas mejor”, dijo Morales.
Por otra parte, Meizel Leiva Rojas tiene 11 años de laborar para Intel Costa Rica como ingeniera electrónica, profesión que le ha dejado a la fecha dos premios nacionales en esta rama.
Hace unas semanas se reincorporó a sus funciones en la empresa trasnacional después de disfrutar de una licencia por maternidad por el nacimiento de su segundo hijo, una pequeña de seis meses.
Esto no la ha detenido en su aspiración a seguir creciendo profesionalmente, pues ya inició una nueva maestría, y a la vez apoya la iniciativa de Intel de “Juguemos a ser ingenieros” para promover la ciencia y tecnología en estudiantes escolares.
“La creatividad está ahí, hay que dejar que los pequeños la exploten y eso es fácil de hacer cuando la ciencia y la matemática son convertidas en un juego”, aseguró Leiva.
Ambas forman parte del 30% que representan las mujeres en el total de 85 mil personas que laboran en la industria tecnológica de Costa Rica en puestos técnicos, comerciales, de gestión, desarrollo de software y cargos gerenciales, entre otros.
Y es que aunque existen 7 mil puestos disponibles en distintas áreas de la industria que pueden ser ocupados por mujeres, su porcentaje de participación en carreras tecnológicas es relativamente bajo en comparación con los hombres.
Una de las causas de esta situación sería el sistema educativo costarricense, donde a las mujeres se les inculca el gusto por las ciencias sociales y a los hombres por las ingenierías.
Basta con revisar la matrícula de las universidades nacionales, donde solo el 18% los estudiantes en las carreras de ingeniería de sistemas, programación o informática, son mujeres.
Para enfrentar este fenómeno existen iniciativas como TIC-as, que buscan acercar a las niñas a la tecnología, mejorar la matrícula de mujeres en carreras tecnológicas y promover su contratación en empresas del sector.
Se trata de un esfuerzo conjunto de la cooperativa Sulá Batsú y la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic), con apoyo del Instituto Tecnológico de Costa Rica, la Universidad Técnica Nacional y Cenfotec.
Y es que empresas como Intel, IBM y Sykes no solo cuentan con políticas igualitarias de contratación y compensación para mujeres, sino que incluso tienen iniciativas internas y externas para promover su atracción en materia laboral.
Steam Vocacional, Juguemos a ser ingenieros, MenTe, Tool for Success y A Day in the Life Of son algunas de las iniciativas que estas empresas promocionan para enseñar jugando y capturar a más mujeres interesadas en este sector de la industria.
Estas iniciativas ya han comenzado a generar frutos, pues no solo una importante parte de su planilla está compuesta por mujeres, sino que estas han comenzado a escalar dentro de la organización a nivel nacional e internacional.
Intel Costa Rica tiene unos 1.600 colaboradores en la actualidad, de los cuales un 35% son mujeres, muchas en altos cargos, como Karla Blanco, directora de Comunicación para Latinoamérica.
En el caso de Sykes Costa Rica, un 40% de sus más de 4 mil empleados son mujeres en todas las áreas y la costarricense Flora Solera es la vicepresidenta para América Latina.
Sin embargo, es necesario continuar promocionando la incorporación de más jóvenes, pero desde edades tempranas, con el objetivo de generar una mejor comprensión en las áreas de la industria y las opciones de trabajos que existen.
Esto permitirá que las mujeres cuenten con mejor información de cómo la industria tecnológica les ofrece muchas posibilidades para desarrollarse profesionalmente, explicó Emy Jiménez, directora de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios