Enviar

¡Mujeres, necesitamos despertar sobre planificación financiera!

201503082259360.col1.jpg
Aunque los hombres y las mujeres no son tan diferentes, como muchos creen que lo son, cuando se trata de administrar el dinero, hay un puñado de desafíos sobre finanzas personales que son exclusivos de nosotras.
Para mantenerse en la cima de sus finanzas personales (no importa si eres soltera o casada) o para sobrevivir a un divorcio o la muerte de su cónyuge, tenemos que aprender a preparar un futuro financiero seguro, una planificación para una vida larga.
Cerca del 80% de las mujeres de la generación “Baby Boomer” vivirá más que los hombres, a menudo otros 15 o 20 años, de acuerdo con un estudio del Banco Mundial.
Esa es una estadística alarmante que las mujeres debemos enfrentar hoy. Y como nuestra esperanza de vida hoy es aún más larga, vamos a tener que ahorrar más dinero y asegurarnos muchas cosas importantes para nuestra vejez.
Sin embargo, menos de un 30% de los costarricenses está ahorrando de forma voluntaria para su jubilación y menos del 50% tiene el hábito de ahorrar, claro, este dato incluye a mujeres y a hombres.
Los estudios revelan que muchas mujeres se sienten inseguras acerca de cómo administrar el dinero. Incluso muchas adoptan un enfoque secundario sobre sus finanzas, permitiendo que su esposo, pareja u otro tome control.
Sea cual sea su edad, estado civil, o el nivel de conocimientos financieros que tenga, no puede permitirse el lujo de permanecer en la oscuridad acerca de su dinero.
Una de las mayores amenazas para su bienestar financiero —sobre todo cuando eres parte de una pareja— es no estar directamente involucrada en tareas financieras y el proceso de toma de decisiones.
Algunas de las cosas que pueden suceder cuando una mujer no está implicada en las finanzas de la pareja es que si el hombre llega a faltar (por múltiples circunstancias), luego se dará cuenta de que está altamente endeudada o que no tiene ahorros para su jubilación u otras actividades.
Así que considere esto sus 50 sombras de la planificación financiera. Quítese la venda de los ojos, despierte, para tomar las soluciones por su propia cuenta.
Primero, hágase las siguientes preguntas: ¿Entiende las finanzas de su hogar? ¿Sabe dónde se está invirtiendo su dinero? ¿Cuánto ahorro para mi retiro?
Porque, seamos sinceras, no recibiremos mucha ayuda de nuestro fondo obligatorio de retiro (si es que lo tiene). Muchas de nosotras dimos un paso atrás en la fuerza laboral para cuidar a nuestros bebés, pero nadie está haciendo contribuciones voluntarias a nuestra pensión.
Así que lo mejor es seguir estos pasos, el elemental es guardar cuando se pueda. No importa lo mucho o poco que sea, pero que sea suya. Solo hay que poner algo a un lado en una cuenta que no se debe tocar para ir acumulando.
Segundo, forme parte elemental en las decisiones financieras de su hogar, en especial si no lo hacía, no se excluya, hágalo en todos los proyectos.
Otro más es obtener su propia tarjeta de crédito. Que no sea conjunta, así establecerá un historial crediticio a su nombre. Muchas mujeres nunca tuvieron una antes o después de casarse y cuando hizo falta el hombre, no pudo por no tener un record.
Y es crucial que sepa al menos cuáles son sus activos conjuntos, dónde se tienen las cuentas, cuáles son sus deudas conjuntas, si se paga a tiempo, cuáles seguros se tiene, qué inversiones importantes tiene la familia, los usuarios y contraseñas de esas cuentas.
Lo más importante es pensar que el tiempo para apropiarse de sus finanzas personas es ahora, así que hágalo.

Rosemary Engels
Copresidente
Republica Media Group

 

Ver comentarios