Enviar
Cambios reducirán valor de estructura en unos $25 millones
Muelle de granos será rediseñado para reducir costo

• Importadores de granos pidieron modificación ante desactualización de diseño original
• Nuevo plan eliminaría bandas transportadoras, silos y reducirá tamaño de bodegas

Danny Canales
[email protected]

El diseño del puerto de granos que se construirá en el Pacífico será modificado.
La idea es eliminar algunas obras contempladas con el propósito de hacer más efectiva la operación del muelle y reducir su costo en $25 millones.
Los cambios en el diseño fueron planteados por los importadores de granos, quienes afirman que el diseño original —elaborado hace nueve años— está desactualizado. El Gobierno y la empresa a cargo de la obra también respaldan las modificaciones.
Con los cambios propuestos, la construcción saldría en unos $27 millones, solo $5 millones por encima de lo presupuestado originalmente.
En cambio, la última actualización del costo, realizada por la firma holandesa Royal Haskoning, evaluó la obra en $52 millones —contra los $22 millones iniciales—, justificando el aumento en el cambio de precio de los materiales y el tiempo que se ha demorado el inicio del proyecto.
Ahora con la reducción del valor a casi la mitad, se facilitaría el trabajo para dar equilibrio financiero al proyecto, al tiempo que se le hará más factible a la empresa constructora conseguir el dinero para edificar el muelle, afirmó Urías Ugalde, presidente del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).
Lo anterior beneficiará a los usuarios de la terminal de granos y a los consumidores de los productos que ingresan al país por ese lugar, ya que se producirá un impacto menor en las tarifas, reconoció José Alvarado, presidente de la Cámara Costarricense de Importadores de Granos.
El principal cambio al diseño que plantean los importadores de granos es eliminar la instalación de silos y bandas transportadoras de cargas y reducir el tamaño de las bodegas.
A cambio se propone permitir que los camiones puedan llegar hasta el costado del barco para cargar directamente la mercancía.
El diseño original contemplaba que los vehículos pesados se quedaran en las afueras del muelle y que la carga les fuera trasladada mediante bandas transportadoras o depositada en silos o bodegas.
Aparte de que esos equipos ya no hacen falta para una adecuada operación del muelle, Alvarado dijo que el tamaño de los silos y bodegas y la cantidad de bandas propuestos son muy reducidos para la cantidad de carga que se trasiega actualmente.
Por ejemplo, el importador detalló que en el contrato se solicita la construcción de silos para 20 toneladas métricas, cuando los barcos que llegan actualmente al puerto de Caldera tienen capacidad para 30 ó 40 toneladas métricas de carga.
La cantidad de bandas propuestas también es insuficiente a criterio de Alvarado, pues justificó que mientras los buques actuales tienen la capacidad de traer hasta cinco variedades diferentes de cereales, solo se contempló la instalación de dos bandas transportadoras.
“En el caso de los barcos de fertilizantes, que suelen transportar de dos a cuatro productos diferentes, qué rendimiento van a lograr descargando un solo producto a la vez, con una sola banda”, comentó el presidente de la Cámara.
Se está trabajando para tener el nuevo diseño listo para finales de este mes, para enviarlo a refrendo a mediados de abril. Si las cosas salen conforme a lo previsto, la construcción del muelle de granos en Caldera arrancaría en el segundo semestre de este año, afirmó Ugalde.
La construcción de la terminal granelera debió iniciarse en octubre de 2006, pero se ha demorado por reclamos legales, atrasos en los estudios ambientales y ahora por el desequilibrio financiero de la obra.

Ver comentarios