Enviar
Mucho ojo con los rendimientos

Un aspecto clave para tomar en cuenta cuando revisa el estado de cuenta de su pensión es saber que los rendimientos que se indican ahí son nominales, es decir, no necesariamente reflejan un crecimiento real del fondo.
¿Qué quiere decir? Que si el fondo de pensión registró un crecimiento del 10% el año pasado, ganó ¢10 por cada ¢100 que están invertidos. Pero si la inflación de ese año fue de un 12%, quiere decir que este año necesitó ¢112 para comprar lo que hace 12 meses podía con solo ¢100.
¿El resultado? Quien ahorró ¢100 el año pasado, necesitará más colones para comprar lo mismo este año. Es decir, su capacidad de compra real tuvo una pérdida.

Puede haber pérdidas
El ejemplo muestra una situación que se dio, que puede volver a producirse y que se ha presentado en varias ocasiones en los fondos de pensión. Puede ser que ocurra en un día, una semana, un mes, o incluso un año.
Como los fondos invierten en un mercado de valores donde priva la oferta y la demanda, los títulos en que invierten pueden bajar y subir de precio de acuerdo con las condiciones que se den en ese momento.
Es por eso que la mayoría de las veces, los fondos compran títulos y se los dejan hasta su fecha de vencimiento, con lo que ya saben cuál será el rendimiento que les dará el papel que adquirieron.

Ver rendimiento histórico
Por esta razón, en el tema de pensiones es mejor ver los rendimientos a largo plazo y no puntualizar en el rendimiento de un día al otro, o incluso de un mes al otro.
Por eso, lo mejor es revisar, en el estado de cuenta, el renglón del rendimiento histórico. Aunque esto no garantiza rendimientos futuros, por lo menos permite analizar cuál ha sido la rentabilidad ofrecida por el fondo a lo largo del tiempo.

Recuadro: ¿Cómo calcular un rendimiento real?

Resulta complicado calcular la rentabilidad real de un fondo de pensiones. La Superintendencia de Pensiones (SUPEN), el órgano que se encarga de velar por la buena marcha del sistema de pensiones, ha hecho este cálculo, pero no está incluido en los estados de cuenta.
Una forma muy simple de hacerlo (aunque no es la más idónea) es sacar un promedio de la inflación de los últimos ocho años y restársela al rendimiento histórico de los fondos de pensión (que aproximadamente cuentan con ocho años de historia).



En este cuadro, el rendimiento del fondo A obtuvo un rendimiento real promedio positivo de cuatro puntos. Es como decir que cada año el fondo creció un 4% en términos reales.
En el ejemplo B, el fondo perdió cada año, en promedio, un 1%.

Nota: Los rendimientos son anualizados. Cifras en porcentajes.


Los rendimientos porcentuales obtenidos por el fondo desde que se inició. Se obtiene por la variación del promedio del valor cuota del mes que indica este cuadro con respecto al promedio del valor cuota para el primer mes completo de operación de ese fondo.

Ver comentarios