Enviar
Mucha actividad, poco trabajo

Empresas pierden un mes al año por empleados hiperactivos

Chantal Britt
Bloomberg

Los empleados con déficit de atención e hiperactividad hacen un mes menos de trabajo al año que el personal que no padece esta afección, según una encuesta de la Organización Mundial de la Salud.
Los hallazgos sugieren que a las empresas podría resultarles redituable monitorizar a los trabajadores y ofrecer tratamientos para el trastorno como forma de recuperar el tiempo perdido y mejorar el desempeño laboral, dijeron investigadores encabezados por Ron de Graaf del Instituto de Salud Mental y Adicciones en Utrecht, Países Bajos.
En promedio el 3,5% de los empleados padece del trastorno de hiperactividad y déficit de atención, o ADHD por sus siglas en inglés, que causa problemas de concentración y vuelve a las personas hiperactivas, distraídas, olvidadizas o impulsivas.
El padecimiento es más común entre los hombres que entre las mujeres, y en trabajadores de países desarrollados que aquellos en vías de desarrollo, hallaron los científicos.
“El ADHD entre los trabajadores tiene una prevalencia considerable, causa perjuicios severos y casi no se trata”, dijo De Graaf en el informe. “Quizá les redituaría a los patrones establecer programas de monitoreo en los centros de trabajo y ofrecer tratamiento a los empleados con ADHD”.
Los investigadores estudiaron a 7.075 empleados y trabajadores independientes de entre 18 y 44 años, para detectar si padecían ADHD. También preguntaron a trabajadores de Bélgica, Colombia, Francia, Alemania, Italia, el Líbano, México, Países Bajos, España y Estados Unidos sobre su desempeño en el último mes.
Los resultados mostraron que las personas con ADHD pasaban 22,1 más días sin hacer trabajo que otros empleados por año. Estos datos incluyeron 8,4 días en los que no pudieron trabajar o realizar sus actividades normales, 21,7 días de menor cantidad de trabajo y 13,6 días de más baja calidad de trabajo, según los investigadores, que forman parte de un grupo de investigación de la Escuela de Medicina de Harvard.
Ver comentarios