Movilidad laboral y venta de activos: ¿Salvavidas de Bancrédito?
“No quiere decir que el Banco va a quedar en un cascarón. Tenemos un poquito de grasa”, aseguró Gerardo Porras, gerente general de Bancrédito.
Enviar

La junta directiva del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) descartó que la institución vaya a fusionarse con otra entidad financiera como lo piden los diputados, o a cerrar, y aprobó en su lugar la venta de activos y de bienes adjudicados; así como la movilidad laboral.


La venta de activos le generará ¢2,5 mil millones; la de bienes adjudicados, otros ¢2,5 mil millones, más ¢1 mil millones de 41 personas que desde octubre se han sumado a la movilidad laboral, lo que significa ¢6 mil millones más de utilidades.
De ese dinero, saldrá el presupuesto de movilidad laboral para paga las prestaciones a los trabajadores por ¢2,5 millones y se espera una disminución del 20% en la planilla.
Entre los activos que se venderán sobresalen: un terreno en el centro de Alajuela; un edificio de depósito agrícola en Cartago y un terreno adjunto al depósito en esa misma provincia. Las autoridades descartaron que el edificio ubicado en las cercanías del Parque Central esté a la venta.
Las propiedades adjudicadas por Bancrédito que se quieren vender son en su mayoría las que entraron en mora durante el primer trimestre de 2016 y erosionaron las utilidades en ese momento.
Ahora esperan ofrecerlas brindándoles beneficios a los inversionistas, como por ejemplo, no cobrar formalización, ni avalúo y harán que las cuotas de pago se adecuen a las necesidades de los clientes.
La salida del personal será de forma voluntaria y aunque empezó en 2013, muchos empleados siguen sin acogerse, debido a que la entidad duraba un tiempo para pagarles, pero como ya se cuenta con un presupuesto, esperan que la salida sea más rápida.
Otra de las medidas aprobadas es limitar el crédito para las grandes empresas y se harán desembolsos como mínimo de ¢75 millones y como máximo de ¢454 millones.
Esto debido a que eso provocó que “viviéramos una gran jaqueca y que apenas se le esté aliviando la cabeza”, dijo Gerardo Porras, gerente general de Bancrédito. 
El 42% de la cartera de crédito: ¢185 mil millones está colocado en grandes empresas y el saldo total de préstamos es de ¢434 mil millones.
El plan de fortalecimiento entregado a la Superintendencia General de Entidades Financieras el pasado 14 de marzo, no hará que “la situación financiera cambie de la noche a la mañana, ni es para echar las campanas al viento”, dijo Porras. Sin embargo, sí permitirá que las utilidades sean muy parecidas a las del año pasado”, agregó.
“No quiere decir que el Banco va a quedar en un cascarón. Tenemos un poquito de grasa todavía y esperamos que los procesos que se están dando en estos momentos no nos afecten, ni mucho menos el servicio al cliente”, concluyó el banquero.

Detractores

Los diputados abogan por que la entidad financiera se fusione con un banco estatal o se cierre y vigilarán de cerca la movilidad laboral.

Natalia Díaz
Diputada
Movimiento Libertario

Queremos la venta completa de Bancrédito. En el tema de movilidad laboral, pensamos que es un gasto de recursos, pero una ventaja es el hecho de que las plazas no se vuelven a abrir. La venta de activos nos hace pensar ¿cuánto tiempo va a tomar para que este barco se recupere?

Ottón Solís
Diputado
Acción Ciudadana

En vez de fusionarse con otro banco del Estado, están recurriendo a vender activos y reducir empleo. Eso demuestra una responsabilidad financiera, pero una inviabilidad y una mala administración del banco.

Ver comentarios