Enviar
Jueves 2 Agosto, 2012

Morbo periodismo

Luego de seis años de ejercer un viceministerio en el campo de la juventud, nos enteramos de que teníamos una buena funcionaria y nos dimos cuenta por el “morbo periodismo” de que nunca se preocupó de decirnos qué hacía con su traje de ejecutiva y ahora nos satura por el crimen de un cobarde, que vilmente la exhibió en ropa íntima en eso que llaman redes sociales, que de eso tienen muy poco.
Los morbo periodistas son una suerte de especie subterránea y oscura de una profesión que está llamada a ser excelsa, a construir, a edificar y no a destruir honras ajenas hurgando en la intimidad de las personas, ese fuero tan bien tutelado en las leyes, pero pisoteado por lo que nuestros abuelos llamaban “samueleadores” que pegados al ojo de las cerraduras transgreden el fuero íntimo de sus semejantes.

Estamos notificados que el quehacer del funcionario público de excelencia no importa y aquí me refiero al médico que hace procedimientos prodigiosos en el feudo de un quirófano, al buen trabajador que vigila para que la mano del corrupto no llegue hasta el arca pública, de quien con diligencia y en el anonimato hace lo que tiene, lo que debe y aún más desde su puesto de trabajo, pero ese raramente será noticia, salvo que tropiece aún en el fuero sagrado de su intimidad.
Los morbo periodistas son legítimas ratas (con el perdón de estos animales desprovistos de raciocinio), por suerte en nuestro medio se cuentan con los dedos de las manos, son aceptados en un mundillo tenebroso y nauseabundo y cuando dejan el cargo de notificadores de ese submundo, se pierden para siempre en la cueva oscura desde donde emergieron.
¡Que levante la mano la valiente o el valiente que quiera ir a cargos de prominencia en la función pública!
Tenga la certeza esa suerte de mártir que de los logros de su gestión pocos se darán cuenta y para lo otro, ahí están los morbo periodistas, que tienen espacio de sobra para colocar ahí hasta la más íntimas de sus prendas.

José Luis Valverde Morales
Expresidente del Colegio de Periodistas de Costa Rica