MOPT recibirá Ruta 27 para allanar su ampliación
Enviar

Vía recibió más votos positivos que otras obras en encuesta de UCR

MOPT recibirá Ruta 27 para allanar su ampliación

Empresa hizo la solicitud de recepción tras cinco años de disputa con gobierno


El gobierno dará por recibida la Ruta 27 entre San José y Caldera, sin estar completamente terminada, lo que allanaría el camino para una próxima ampliación.
Tras cinco años en operación, la empresa Globalvia solicitó al gobierno la recepción de obras al considerar que concluyó las intersecciones que tenía pendientes.
Todavía está sin terminar la radial a Atenas, pero sobre ese tramo existe un litigio, debido a que fue intervenido por el Conavi, a causa de un derrumbe.
Recibir la obra sería la única forma de continuar avanzando, apuntó Carlos Segnini, ministro del MOPT, durante una gira efectuada ayer en el cantón de Garabito.
Esto implica entrar en una nueva negociación para que la vía pueda ser ampliada a cuatro carriles, se puedan hacer puentes gemelos a los ya existentes y tenga una renovación acorde con las necesidades actuales de ese sector.
Para dicha renovación, existiría la opción de ampliar el plazo de la concesión, que actualmente es de 25 años y seis meses, en vez de aumentar la tarifa de peaje.
La Ruta 27 no solo da un acceso directo al Pacífico Central, sino que pasa por una de las zonas de mayor crecimiento del país, de Escazú hasta Orotina.
De hecho, existe un plan para construir un nuevo aeropuerto internacional y se requiere una autopista que conecte la nueva terminal con el Valle Central.
Pese a los riesgos que existen por la poca estabilidad de los taludes y a que la vía se colapsa en horas pico, la carretera fue la mejor calificada de una evaluación de cinco vías, de acuerdo con una encuesta dada a conocer el jueves por el Lanamme, en la Universidad de Costa Rica.
La carretera tuvo una aceptación del 65%, que, aunque baja, fue superior a la de otras vías como la Costanera Sur, Interamericana Norte y Ruta 32.
El gobierno tiene otro litigio que resolver con la empresa Globalvia, que consiste en un arbitraje por el pago de $44 millones como reconocimiento del aumento de costos desde que se concedió la obra, en el año 2000, hasta el inicio de la construcción, ocho años más tarde.

Rodrigo Díaz
[email protected]

 

Ver comentarios