Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Mónaco exhibe yates tras la crisis

Luis Diego Coronado [email protected] | Martes 01 octubre, 2013

Los amantes de los yates presenciaron este mes una de las exhibiciones más grandes de estas naves en Mónaco. Bloomberg/La República


Mónaco exhibe yates tras la crisis 

 El barco más grande del Salón de Yates de Mónaco que se desarrolló la semana pasada fue el Quattroelle, un barco de 88 metros con pisos de mármol, balaustradas de bronce, arañas de cristal de Murano y un pequeño piano de cola: prueba de que los juguetes caros han reaparecido.
Con un alquiler de $1 millón por semana, el superyate de la feria anual que terminó el 28 de septiembre también tenía un helicóptero pintado con un zigzag blanco y azul estacionado en una cubierta y un Porsche 918 Spider aparcado en otra.
“Es un mercado que favorece al comprador pero está cambiando rápidamente”, dijo Peter Thompson, socio de la agencia Worth Avenue Yachts, en una entrevista a bordo de otro barco, el Mi Sueño de 58 metros, que navegaba hacia Mónaco. Su precio de lista es de $40 millones.
La crisis financiera mundial que desató la quiebra de Lehman Brothers Holdings Inc. en 2008 llevó a una caída de casi 20% en las entregas de superyates al año siguiente y una baja de 60% en las órdenes nuevas. Ahora, en tanto el mercado accionario estadounidense se recupera con fuerza y el crecimiento económico lentamente vuelve en muchas regiones, los cientos de armadores y agentes que se acercaron al principado del Mediterráneo confiaban en que lo peor ha quedado atrás.
“Podemos ver que hay demanda”, apuntó Peter Lurssen, socio gerente del astillero familiar Lurssen Werft GmbH de Bremen, Alemania, que se especializa en la construcción de los superyates más largos.
El astillero entregó el Quattroelle –cuyo nombre representa las iniciales en inglés de amor, vida, libertad y lujo- por un precio no revelado en enero y luego el aún más largo Azzam, que con 180 metros supera al Eclipse del multimillonario Roman Abramovich. “Es el hedonismo total”, expresó Thompson.
Las cifras publicadas este mes indican que los vientos podrían estar cambiando.
Las ventas de yates crecieron 37% en los primeros seis meses del año respecto del mismo período del año pasado, según el estudio de superyates 2012 realizado por la agencia Camper Nicholsons International.
Esta sigue los movimientos de los astilleros así como el negocio de compra, venta y alquiler de yates de motor y de vela que miden más de 24 metros.


Bloomberg