Modelo para seguir: Éxito económico de Singapur
Enviar

A los 50 años de independencia, Singapur supera a Costa Rica

Modelo para seguir: Éxito económico de Singapur

Los dos países estaban casi empatados en 1963

Hoy se festeja medio siglo de independencia en Singapur, que por muchos años se ha considerado como uno de los “tigres asiáticos”, por su evolución dinámica.
De hecho, no todo lo de Singapur es para emular, que por cuatro décadas después de la independencia, fue controlado por una dictadura.

201309152331290.n11.jpg
Todavía se reprime la expresión, de acuerdo con el organismo internacional, Periodistas sin Fronteras, que coloca a Singapur en la posición 135, una de las más bajas del mundo, en su índice 2012 de la libertad de prensa, mientras Costa Rica ostenta el puesto 19.
Sin embargo, Singapur, que cuenta con una población similar a la nuestra, y cuyos ciudadanos ganaban un monto parecido al de los costarricenses hace medio siglo, ha gozado de un crecimiento económico bastante más fuerte.
Actualmente, el singapurense gana un promedio de más de $51 mil al año, casi seis veces más de lo que recibe el costarricense, mientras que en 1963, el tico recibía un ingreso promedio de $350 al año, no muy lejos al de Singapur, de $500.
¿Qué les ha permitido a los singapurenses incrementar tanto su ingreso, en comparación con el de los costarricenses, y qué podríamos aprender de esta lección?
Lo que sigue analiza varios factores...

ALGUNAS DIFERENCIAS
Plan país

La infraestructura de alto nivel, así como los servicios bancarios sofisticados y confiables, son dos pilares críticos de la economía singapurense.
El aeropuerto Changi es el sétimo más importante del mundo, en lo que a cantidad de pasajeros se refiere, mientras su división de gerencia, opera aeropuertos en Roma y Moscú, así como en varios países de Oriente Medio, entre otros.
Por su parte, el puerto de Singapur es el segundo más grande del mundo, en cuanto a las toneladas de carga transadas.
Se trata en ambos casos de activos públicos, operados como instituciones independientes.
En lo que al sector bancario se refiere, Singapur se convertiría a finales de este año, en la primera plaza financiera del mundo, superando inclusive a Suiza, en términos del volumen de fondos administrados.
Singapur además en los últimos años ha invertido cientos de millones de dólares en la producción de biocombustibles, al considerar que la energía limpia será un negocio importante en un futuro cercano.

Sin rumbo
No queda claro, cuáles son los pilares del crecimiento de Costa Rica, sea el turismo ecológico o médico, la agricultura avanzada, la energía limpia, los servicios bilingües, u otro enfoque.
De todas formas, no hay fondos para estimular algún sector, dado que el Estado gasta todo lo que ingresa —y más aún— en sus gastos corrientes, sobre todo los altos salarios con beneficios, de los empleados del sector público.
Ni siquiera ha sido posible desarrollar una infraestructura adecuada.
Por un lado, ha habido algunos proyectos exitosos, en los últimos años, la concesión del aeropuerto Juan Santamaría, así como las carreteras Caldera y Costanera Sur.


Pero estos casos son las excepciones.
Actualmente, está cuestionada la concesión del puerto de contenedores de Moín, cuyas obras no arrancarán en octubre, como fue previsto.
El martes pasado, colapsó la Circunvalación Sur por segunda vez en dos meses.
La Circunvalación Norte es una promesa incumplida desde hace diez años.
En abril, el Gobierno canceló la concesión de la carretera a San Ramón, casi asegurando que la vía no mejore por varios años.
A poco tiempo de construida La Trocha, grandes partes de la cual quedaron como senderos de barro quebrado.
Educación de primera
En el último certamen PISA, que mide el conocimiento en lenguaje, ciencias y matemáticas, entre los estudiantes de secundaria de 70 países, los alumnos singapurenses, quedaron en el quinto puesto.
El país cuenta con varias universidades de alto nivel, no solo locales, sino también de todo el mundo, incluidas la francesa INSEAD, y el Instituto Alemán de Ciencia y Tecnología, así como varias norteamericanas, como la escuela de posgrado en economía de la Universidad de Chicago, y la New York University.
Desde hace tres años, el sector educativo a nivel de primaria y secundaria se abrió a las escuelas privadas.
No obstante, la gran mayoría de los jóvenes singapurenses, va a las escuelas públicas, que junto con las universidades estatales, reciben casi el 9% del presupuesto gubernamental.

Educación decente
Los alumnos de secundaria costarricenses, tuvieron resultados decentes en el último certamen global PISA, colocándose en tercer lugar de Latinoamérica, después de Chile y Uruguay.
Sin embargo, quedamos muy por debajo de todos los países integrantes de la Organización para Cooperación y Desarrollo Económico, el llamado “club de los ricos”, conformados por los países europeos, así como Estados Unidos y Canadá, entre otros.
La enseñanza en inglés, ciencias y matemáticas en particular queda débil.
Costa Rica también ocupa un lugar ni bueno ni malo, en lo que a educación universitaria se refiere, sobre todo tomando en cuenta el tamaño del país.
Dos universidades, la de Cosa Rica y la Nacional, se colocan entre las 100 mejores de América Latina, según dos índices recientes, el del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, y el Top Universities, de la empresa analítica británica QS.
Por otro lado, ninguna ocupa un puesto entre los 20 mejores de la región, así que no atraerían a estudiantes extranjeros.
Mientras tanto, los centros educativos de otros países están encontrando un negocio, en invitar a los alumnos del resto del mundo, tal como fue el caso de cuatro universidades chilenas, que participaron en una feria en San José el mes pasado.

Abierto para hacer negocios
Singapur es el segundo país más competitivo del mundo, precedido únicamente por Suiza, según el índice global publicado hace dos semanas por el Foro Económico Mundial.
El ranking toma en cuenta factores como las instituciones públicas, la infraestructura, y el manejo macroeconómico, así como la eficiencia del mercado y de la fuerza laboral.
Singapur además destaca por los niveles bajos de corrupción de los funcionarios, que además están sujetos a una estricta supervisión.
A cambio de recibir un salario alto, que le permite al Estado contratar a las personas talentosas, ellos aceptan que el Poder Judicial tenga acceso a su información bancaria, y hasta sus comunicaciones, con el derecho de intervenir en las llamadas telefónicas y correos electrónicos.

Triunfo de la tramitomanía
Por su parte, Costa Rica quedó en la posición 54, en el índice 2013-2014 de competitividad del Foro Económico Mundial, el cual es respetable, mientras el país sigue siendo bastante atractivo para los inversores del mundo, cuya inversión directa en el país ha crecido de forma consistente, de $1,4 mil millones en 2009 a $2,3 mil millones el año pasado.
Por otro lado, hay varios factores que conforman un desincentivo al resto del mundo, para tomar en cuenta a Costa Rica como un destino atractivo, incluso los obstáculos técnicos.
En lo que tiene que ver con la cantidad de trámites necesarios para iniciar un negocio, esta es una de las peores jurisdicciones del mundo, colocándose en el puesto 121 entre 144 países, según el Foro, mientras Singapur es una de las mejores, en la octava posición.
Otro factor que desanima la inversión, es el costo de la fuerza eléctrica, que actualmente está entre los más altos de la región, debido a los atrasos en el desarrollo de varios proyectos hidroeléctricos, así como la imposibilidad de llegar a un consenso acerca del papel del Estado, y del sector privado, respectivamente, en este ámbito.
A estos factores se añade la creciente incertidumbre, en lo que se refiere a los contratos con el Estado.
El posible fracaso del proyecto del puerto de contenedores, sería el último de una serie de incumplimientos, incluidos los proyectos de la carretera de San Ramón, la mina Crucitas y la exploración de los hidrocarburos.
 

Adrián Bonilla
[email protected]
Fred Blaser
Co Presidente RMG

Ver comentarios