Ministerio de Cultura queda en el limbo
Elizabeth Fonseca, exministra de Cultura; Alfredo Chavarría, viceministro de Cultura; Luis Carlos Amador, viceministro administrativo, e Inti Picado, director del Centro de Producción Artística y Cultural, tuvieron que dejar sus puestos por los serios problemas que enfrentó el pasado Festival Internacional de las Artes 2015. Archivo/La República
Enviar

CULTURA

Ministerio de Cultura queda en el limbo

Elizabeth Fonseca renunció al cargo de ministra; artistas y diputados ven con buenos ojos la dimisión, no obstante, esperan que rinda cuentas

La renuncia presentada por Elizabeth Fonseca a su cargo como ministra de Cultura ayer, fue bien recibida por miembros del gremio artístico y diputados, aunque también despertó dudas.
Su dimisión es calificada como “atinada”, “acertada” y “esperada”, sin embargo, consultados por Magazine señalaron que su acción no la exime de tener que dar explicaciones sobre aspectos diversos como los problemas que enfrentó el Festival Internacional de las Artes 2015.
Manuel Obregón, pianista y exministro de Cultura, y Rolando Salas, miembro del Grupo Impromptu, son dos de los que manifestaron su inquietud sobre el futuro del MCJ y sus programas.
“La decisión indudablemente de renunciar me parece que es la acertada, sin que eso la exima de dar explicaciones de qué fue lo que sucedió, tanto del FIA como en las otras instituciones del gobierno (adscritas al MCJ)”, explicó Obregón.
“Me parece que hace falta un recuento, ver qué fue lo que sucedió; sé que lo del FIA es solamente el síntoma de una incapacidad de dirigir la cultura del país, y hay otras instituciones que han sufrido un retroceso… Los programas que vemos sobre todo que están más afectados son el Festival Internacional de las Artes, que va a costar muchos años levantarlo; Enamórate de tu Ciudad está totalmente parado y por lo que he visto en otras instituciones como la Dirección General de Bandas y el SINEM, también ha habido retrocesos muy importantes”, acotó el pianista.
Rolando Salas, miembro del Grupo Impromptu, por su parte, comentó que la exjerarca “no debió renunciar”, ya que ahora hay dudas sobre quién va a responder por la situación del Ministerio.
“Yo creo que la Ministra no debió renunciar, no por no haber sido responsable de esto que pasaba, sino que ella debió haber esperado a que se diera un rendimiento de cuentas y a que la Contraloría hiciera una investigación… Ahora en este momento el Ministerio de Cultura queda acéfalo, sin cabeza; si yo artista escénico, artesano, afectado por el FIA busco a alguien a quién pedirle cuentas, no hay quién”, explicó.
Los diputados Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana, y Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, también consideraron acertada la renuncia, aunque quedan a la expectativa de un futuro rendimiento de cuentas y a la elección del próximo ministro de Cultura.
“Me parece atinado (la renuncia). Hay una costumbre que cuando hay obras para inaugurar, cintas que cortar, los jerarcas aceptan aplausos y casi demandan méritos, pero cuando hay errores dicen que son los subalternos y no. Es una lección; los jerarcas políticos deben ser nombrados apelando a criterios gerenciales, administran muchos recursos; el Ministerio de Cultura tiene un presupuesto de ¢45 mil millones y hay que nombrar gente que sepa gerencia y hacer las cosas”, afirmó Solís.
Redondo por su parte, dijo que la salida de Fonseca “era inevitable” y “absolutamente necesaria”.
“Me parece que la salida debió haberse dado antes, no hacerlo antes le ha generado un desgaste innecesario al Presidente, al país y me parece que, sin embargo, con su salida el tema del FIA no debe quedar ahí. Quisiera que la Comisión de Control de Ingreso y del Gasto Público examine de ser pertinente lo acontecido en virtud de que hay disposición de recursos públicos”, agregó Redondo.
Elizabeth Fonseca presentó ayer su renuncia al presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera.
En su carta de dimisión, la exministra comunicó que hizo su mejor esfuerzo en la tarea que le fue encomendada e hizo referencia a la problemática del FIA.
“Tal y como todo el país conoce, el FIA15 resultó una experiencia fallida que generó diversos perjuicios de magnitud también diversa, en comunidades, artesanos, artistas y público en general. No obstante, las razones de carácter estructural que persisten y situaciones difíciles, que en este primer año de gobierno no hemos logrado resolver, más dificultades inmediatas que enfrentamos dieron al traste con el festival”, señala un comunicado de prensa.
Fonseca acotó que el MCJ no es solo el FIA y que el resto de instituciones y los programas que la componen “están funcionando de manera adecuada”. También tuvo palabras para quien la sustituirá.
“Yo espero que quien me sustituya en el MCJ preserve la visión que hemos venido desarrollando. Una visión que tiene que ver con la descentralización de las oportunidades para que haya un mayor disfrute de los derechos culturales de toda la ciudadanía, de todo el país y no solo la del Valle Central”, acota el comunicado.


Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR

 

 


Ver comentarios