Ministerio de Salud llama a no comer carne de dudosa procedencia
Las vacas fueron de los animales más afectados con el paso de la tormenta. Shutterstock/La República
Enviar

Tras el paso de la tormenta Nate por el país, cientos de animales perdieron la vida producto de las inundaciones y movimientos de tierra.

Su fallecimiento ha sido aprovechado por varias familias para llevar alimento a sus casas, especialmente vacas que han sido arrastradas por la corriente hasta las costas.

Sin embargo, el Ministerio de Salud llama a evitar el consumo de estos animales, ya que las vacas ahogadas pueden contener agua contaminada, peligrosa para la salud.

Esta carne sin tratar y llena de agua contaminada, puede causar enfermedades infecciosas y gastrointestinales.

Asimismo, se desconoce el estado de salud de estos animales, y las bacterias contenidas en su carne se reproducen más con el paso del tiempo al aire libre.

“Este tipo de prácticas son altamente peligrosas, e insto a la población a proteger su salud y la de sus familias”, dijo Karen
Mayorga, ministra de Salud.


Ver comentarios