Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Pagan hasta un 100% más por productos premium

Millennials dan una segunda vida al mercado del café

Productores apuestan a prácticas sostenibles para lograr mejores cosechas

Brandon Flores [email protected] | Viernes 14 septiembre, 2018

Barista
“Desde que las personas ven en el café más que una bebida, el productor está obligado a darles calidad desde la planta hasta que llega a la taza”, aseguró Jonathan Ramírez, barista del Instituto de Café de Costa Rica. Esteban Monge/La República


La generación de los millennials —nacidos entre 1980 y 1995— le da una segunda vida al mercado del café en el país, puesto que están dispuestos a pagar hasta un 100% más por productos premium.

Hasta ¢2.500 puede ser el precio máximo a pagar por una taza de esta bebida, siendo el capuchino y sus variedades los favoritos para los clientes.

Enfocados en una experiencia, más allá de degustar el café como bebida, estos consumidores dinamizan un nicho en el que Costa Rica tiene mucho potencial, tanto para consumo interno como para exportación.

Lea más: Café tico sería el primero C-Neutral del mundo

Similar a lo que ocurre con la cerveza artesanal o el vino, en el país crece un movimiento en que el consumidor valora todo el proceso de producción, con tendencias de tuestes específicos para cada tipo de café y marca comercial.

La llegada de franquicias internacionales como Starbucks o Juan Valdez ha disparado el interés del público nacional por el consumo del café.

Históricamente, la cultura alrededor de este grano en Costa Rica ha tenido tres grandes etapas, conocidas como olas, y que le han permitido aprovechar las ocho zonas cafetaleras con las que cuenta.

La primera se caracteriza por un consumo popular del café comercial, sobre todo en hogares, gracias a que las grandes empresas manejaban bajos precios.

La segunda oleada implica una nueva tendencia, hay un cambio del café instantáneo al grano entero y en este punto el cliente empieza a darle importancia a la marca.

Actualmente se vive la tercera etapa, donde la historia detrás de la taza cobra más relevancia, especialmente el origen, los métodos de cultivo y el procesamiento afectan el sabor del café.

Precisamente, la tendencia actual ha hecho que los productores apuesten por técnicas más sostenibles de cultivo, esto para lograr mejores cosechas al tiempo que contribuyen a la protección ambiental.

Lea más: Escuela sobre café abrirá en el país

Además, el consumidor millennial es ameno con las prácticas ecosostenibles, lo cual, si se aplica correctamente, puede ser beneficioso para las marcas.

Gustoso mercado

Expertos en café destacan cómo se ha transformado el consumidor de café y la forma en la que marcas y productores deben adaptarse.

Jonathan Ramírez

Barista

Instituto del Café de Costa Rica

El consumidor del café ahora está clasificado, si solamente toma la bebida o valora y prefiere el proceso de calidad. El relevo generacional está haciendo que los millennials busquen una experiencia y esto genera que el precio final del producto sea hasta un 100% más costoso que un café comercial, por todo el proceso que conlleva.

Mattia Madaro

Cofundador

Tico Coffee

Costa Rica ha estado produciendo café especializado al menos desde el 2000. Enfrentados a una crisis internacional en el precio del producto, los agricultores necesitaban que su producto se destacara internacionalmente. El interés por el café especial ha existido durante los últimos tres años, especialmente entre personas de 20 a 40 años. Este grupo está más dispuesto a pagar precios más altos y valorar la calidad sobre la cantidad.  

¿Por qué tomar café?

Esta bebida tiene cinco beneficios para la salud: 

  • Estimula el sistema nervioso central 
  • Ayuda a soportar mejor el cansancio
  • Reduce el dolor 
  • Contribuye a quemar grasa
  • Mejora el rendimiento a la hora de practicar ejercicio 

Fuente: ICAFÉ 


NOTAS RELACIONADAS