Milagros en la NFL
Russell Wilson, sujetado por Everson Griffin, volverá a verse las caras con Cam Newton en el partido divisional del domingo entre los Seahawks y los Panthers como el año pasado. AFP/La República
Enviar

201601102229460.rec.jpg
Ya Blair Walsh el pateador de los Vikings había anotado tres goles de campo, estaba a una patada más de ser el gran héroe de los de Minesota, pero en lugar de eso fue el villano, al fallar la más corta de las cuatro que intentó y que le dio la victoria a los Seahawks 10 a 9.
Fue un partidazo por parte de las defensas de ambas escuadras, realmente, que lo digan los de Seattle que no anotaron sino hasta ya viejo el último cuarto un touchdown que resultó de una jugada también milagrosa.
Un mal centro para sacar la jugada para Russell Wilson, él mismo lo recuperó en la mitad de la cancha para luego con sus piernas ágiles quitarse a los defensivos de los Vikingos y en lugar de perder yardas, hizo que el balón llegara hasta la yarda cinco con un pase al novato Tyler Lockett.
Luego un buen pase con el que ha sido su mejor arma Doug Baldwin, llevaría el marcador 10 a 9 a falta de cuatro minutos.
Los Vikingos tuvieron una gran ofensiva al cierre del partido, dejando el balón en la yarda 22 a Walsh y todo lo que significaba fiesta en uno de los partidos más fríos de la historia de la postemporada de la NFL con -22 grados, se convirtió en un cubo de hielo cuando el pateador falló el punto.
Ahora los Seahawks se verán las caras el próximo domingo por la noche contra las Panteras, en lo que será una repetición del partido divisional del año pasado.
El sábado por la noche la historia fue otra de milagro, ya que los Bengals dejaron escapar una victoria que parecía también milagrosa, por pecados en los últimos segundos entre pérdidas de balón y algunos pañuelos amarillos, dieron la oportunidad para que los Steelers sí anotaran el gol de campo para ganar 18 a 16.
Así los Steelers tendrán que jugar en Denver contra los Broncos, un partido en el que llegarán un poco diezmados si Ben Roethlisberger no se recupera de una lesión de hombro y codo que sufrió en el tercer cuarto del partido del sábado —aun cuando al final reapareció para hacer dos increíbles pases—.
El primer partido del sábado resultó ser un fiasco, ya que los Texans le regalaron todo el campo, nunca estuvieron en el partido y por esto sufrieron la aplastante caída de 30 a 0, por parte de los Chiefs, que con esta victoria es su decimaprimera al hilo.
Los de Kansas City visitarán a los actuales campeones de la NFL los Patriots que llevan dos partidos al hilo perdiendo y que diciembre fue un mes lleno de incertidumbres en su juego ofensivo.
Este será el partido que inaugure los juegos divisionales del próximo sábado a las 3.30 p.m. en trasmisión de ESPN.
El último juego de ayer entre los Green Bay Packers y los Washington Redskins aún se estaba definiendo en la capital de los Estados Unidos al cierre de edición. El ganador se verá las caras el domingo a mediodía contra los Cardinals en Arizona. A la mitad del tercer cuarto los Empacadores ganaban 24-18.



 

Ver comentarios