Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Microsoft sopesa pelear por Yahoo

| Martes 29 abril, 2008



Microsoft sopesa pelear por Yahoo


Seattle- Steve Ballmer, máximo responsable ejecutivo de Microsoft Corp., está sopesando si librará una batalla para deponer el directorio de Yahoo! Inc. y allanar el camino para una adquisición, después de que la compañía de Internet dejó vencer un plazo sin dar su acuerdo a un trato.
Ballmer le había dado a Yahoo un ultimátum para aceptar una oferta de $44.600 millones para el fin de semana pasado. Ahora tiene que decidir si renuncia a su propuesta o comienza la primera batalla de adquisición hostil de la compañía. Si pelea, tiene que estudiar si continúa manteniéndose firme sobre el precio o si ofrece un mejor trato para conseguir el respaldo de accionistas.
Microsoft, el mayor fabricante mundial de programas informáticos, no puede permitirse que Yahoo se le vaya de las manos, dijo Sachin Shah, analista de ICAP Securities en Jersey City, estado de Nueva Jersey. Para romper el dominio de Google Inc. sobre el mercado publicitario de Internet, Microsoft está buscando operar más búsquedas por la Red, vender anuncios con más gráficos y vídeos, poder dirigir campañas a segmentos específicos y hacer un seguimiento de su éxito.
“Microsoft necesita a Yahoo”, dijo Shah, analista de arbitraje de fusiones, en una entrevista con Bloomberg Television la semana pasada. “Si no lo necesitara, se hubieran alejado hace mucho tiempo”.
Microsoft ha gastado miles de millones con la creación de un motor de búsqueda de la Red y tecnología para vender anuncios, así como con la compra compañías de Internet como AQuantive Inc. La compra de Yahoo le daría el puesto número dos en el mercado de anuncios en línea, que asciende a $41 mil millones.
Las pérdidas en el negocio de Internet de Microsoft, con sede en Redmond, estado de Washington, se ampliaron a $228 millones el trimestre pasado, y las ventas subieron a $843 millones, en la banda inferior de los pronósticos de la compañía. Google, propietario del motor de búsqueda más usado de Internet, tuvo $3.700 millones en ingresos, si se excluyen las ventas derivadas a sitios asociados.
La publicidad vinculada con resultados de búsquedas representa más de la mitad de las ventas de anuncios por Internet. Google manejó seis veces más de búsquedas en Estados Unidos en marzo que Microsoft, de acuerdo con ComScore Inc., una empresa de investigación con sede en Reston, estado de Virginia.
“Microsoft está comprometido con completar la transacción y es improbable que se aleje del acuerdo”, escribieron el 25 de abril en una nota para clientes lo analistas Brent Thill y Mark Mahaney de Citigroup en San Francisco.
Algunos inversores de Microsoft dicen que el jefe ejecutivo de Yahoo, Jerry Yang, perdería una batalla librada por intermedio de personeros a menos que encuentre una alternativa que aumente el valor de las acciones de sus compañías. Buena parte de las acciones está en manos de arbitradores que aceptarían $31, dijo Walter Price, gestor de cartera de RCM Capital Management en San Francisco. La firma tiene acciones de Microsoft y Yahoo.
Ballmer calificó la oferta de “bastante generosa” hace tres días. “Si para este momento no aceptan tendríamos que plantear nuestros argumentos directamente a los accionistas”, dijo después de un discurso a ejecutivos de empresas en Madrid. “Veremos lo que hacen y actuaremos de manera acorde en ese momento”.
Las opciones incluyen una batalla por medio de representantes o alejarse de la propuesta y construir la división de Internet de Microsoft sin Yahoo, de Sunnyvale, estado de California, usando otras inversiones y alianzas, dijo el director financiero Chris Liddell.
La portavoz de Yahoo Diana Wong no respondió a los llamados en los que se le pedían comentarios. Yang ha dicho reiteradas veces que Yahoo vale más, mencionando inversiones en Asia, la posición número dos de la compañía en búsquedas por Internet y los potenciales ahorros de costos por el acuerdo. En busca de una alternativa, Yahoo se ha acercado a rivales como AOL, de Time Warner Inc., en busca de una combinación.