Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NACIONALES


Microgeneradores de energía solar enfrentarán mayores costos

Rodrigo Díaz [email protected] | Jueves 21 mayo, 2015



Empresas dan servicio público y deben regularlo, alega Aresep

Microgeneradores de energía solar enfrentarán mayores costos

Compañías eléctricas se oponen a generación porque impactaría tarifas

Las empresas que deseen producir su propia energía solar para bajar la factura eléctrica enfrentarán costos adicionales que podrían afectar la viabilidad de su inversión.
Por cada kilovatio hora producido que vayan a enviar a la red eléctrica, deberán pagar por la interconexión y el acceso. Por otra parte, se verán compensadas porque se les pagará por la electricidad que producen.
Estos costos adicionales serán definidos por la Aresep, entidad que considera que la interconexión eléctrica es un servicio público, y como tal, debe regularlo.
El Ministerio de Ambiente se opone a considerarlo como un servicio público, pero espera una respuesta de la Procuraduría que dejaría sin efecto la tesis de la Aresep.
La inclusión de la producción de energía solar a la red se realiza para buscar un neteo entre lo que se consume y se vende.
Actualmente existe un plan piloto entre más de 300 empresas y el ICE que permite a quienes producen energía eléctrica con el sol vender sus excedentes y así lograr una compensación en la factura, con lo que en muchas ocasiones prácticamente no pagan nada.
Sin embargo, el modelo tarifario de Aresep complica las cosas, y podría ser que los costos le quiten atractivo a la generación eléctrica, según afirman los promotores de la energía solar.
Una propuesta que Aresep aprobaría a finales de mes, establece que el costo por acceso a la red variaría entre ¢17 y ¢27, según la empresa de energía a la que brinden el servicio.
Adicionalmente, deberán hacer un único pago por interconexión que va desde los ¢126 mil hasta más de ¢2 millones, dependiendo del medidor que se requiere.
Esta semana, la entidad reguladora también definió los precios que deberán pagar las empresas distribuidoras por la electricidad que producen, que rondan entre los ¢53 y ¢59 por cada kilovatio hora.
Las empresas eléctricas no están de acuerdo con hacer este pago. La gran mayoría de las compañías que distribuyen electricidad a lo largo del país no promueven este tipo de tecnologías ni pagan a pequeños empresarios que tengan plantas solares.
La Aresep estableció un contrato con el cual el Minae habilitaría a estas empresas para que puedan vender su electricidad y las compañías estarán en la obligación de recibirles la que produzcan.
Para las distribuidoras, no sería razonable tener que pagarles más caro a estos microgeneradores que a otros productores de mayor escala, cuyas tarifas son más bajas.

Rodrigo Díaz
[email protected]