Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NACIONALES


Microbiólogos molestos por pruebas a conductores ebrios

Ernesto Villalobos [email protected] | Miércoles 15 septiembre, 2010



Médicos alertan sobre falta de equipo para realizar pruebas y por roces con los fiscales
Microbiólogos molestos por pruebas a conductores ebrios
Profesionales advierten que si no se les atienden sus demandas irán a paro de labores

Los microbiólogos valoran la posibilidad de realizar un paro de labores en oposición a la exigencia que tienen de realizarles pruebas de sangre a los conductores ebrios, como lo estipula la Ley de Tránsito.
La escasez de equipo para practicar los exámenes, roces con los fiscales que atienden los operativos de tránsito y hasta amenazas que han recibido por parte de algunos conductores molestos son algunas de las quejas que piden atender los profesionales.
El principal reclamo de los médicos es que no disponen de las herramientas dispuestas por la normativa de tránsito para hacer los análisis; por lo tanto, los resultados no podrán emplearse como prueba en un juicio, advirtió José Valdelomar, presidente del Colegio de Microbiólogos de Costa Rica.
Las pruebas de sangre a los conductores deben realizarse con utensilios de características específicas, bajo condiciones estipuladas y en presencia de autoridades competentes. No obstante, en el país no existe el equipo que exige la ley.
“Varias casas comerciales a las que se ha consultado, no las traen y por lo tanto los tubos y otros componentes con que se han hecho las alcoholemias, no son las que dicta la ley. En la Caja de Seguro Social (CCSS), ni siquiera se nos han entrenado para hacer los procedimientos, en la forma correcta”, alertó Valdelomar.
Hasta la fecha se han efectuado 3 mil pruebas de sangre a conductores, de las cerca de 7 mil alcoholemias que se han practicado desde que entró en vigor la reforma a la Ley de Tránsito.
En caso de que su demanda no sea atendida los microbiólogos paralizarían labores en todos los hospitales públicos a partir de los primeros días de octubre.
Sobre el particular, las autoridades de la Caja confirmaron estar al tanto de lo que ocurre y se refirieron al apoyo con que cuentan los médicos para hacer su trabajo.
“En un país de leyes tenemos que obedecer lo que estas dicen, y la del Tránsito nos manda hacer las pruebas. La Caja hace lo posible para proveerlos de los equipos necesarios. Sabemos que han ocurrido situaciones incómodas y en esto respaldamos 100% a los colegas”, comentó Rosa Climent, presidenta ejecutiva de la CCSS.
Otro de las quejas de los microbiólogos se refiere a los roces que han tenido con los fiscales que atienden los casos de choferes sospechosos de conducir en estado de ebriedad, denunciaron los profesionales médicos.
“Los fiscales han sido difíciles, por ejemplo ante la pregunta de quién deberá tener prioridad en la atención hospitalaria, Francisco Fonseca Ramos, fiscal adjunto de Control y Gestión de la Fiscalía General de la República, nos respondió que nosotros debemos escoger; eso sí, nos dijo que de no procederse de inmediato con los casos policiales seríamos encausados penalmente. De hecho ya hay cuatro colegas que enfrentan querellas planteadas por la Fiscalía”, cuestionó Valdelomar.
A las denuncias planteadas por los microbiólogos se suman las amenazas que han recibido de parte de conductores molestos. Por ejemplo, Valdelomar denunció que un colega del Hospital de La Anexión, en Nicoya, tuvo que ser reubicado a otro centro médico por amenaza de muerte.
También se produjo un suceso con una doctora del centro médico de Grecia.

Ernesto Villalobos
[email protected]