Enviar
Micheletti inicia retiro de la ALBA
Zelaya acusa al mandatario de facto de mal manejo de fondos

Tegucigalpa
EFE

El Gobierno de facto de Honduras que preside Roberto Micheletti inició ayer gestiones para el retiro del país de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), a lo que el depuesto presidente, Manuel Zelaya, respondió acusándolo de haber hecho un mal manejo de fondos de ese bloque.
“La decisión fue tomada en Consejo de Ministros mediante un acuerdo firmado por el presidente de la República, Roberto Micheletti”, dijo a periodistas el ministro de la Presidencia, Rafael Pineda.
El Ejecutivo remitió ayer el acuerdo correspondiente al Congreso Nacional, que se limitó a recibirlo y presentarlo al pleno, y prevé discutirlo en los próximos días con base en el dictamen de una comisión especial, indicó a Efe una fuente parlamentaria.
El alto funcionario del régimen de facto subrayó que la retirada de la ALBA no implica suspender relaciones comerciales con los países que integran esa iniciativa que lidera el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
En ese sentido, según Pineda, se mantienen las relaciones con Petrocaribe, mediante el cual Honduras, durante la Administración de Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio pasado, comenzó a comprar combustibles a Venezuela al crédito, además de recibir cooperación para diversos proyectos sociales.
Pineda explicó que la decisión de denunciar el tratado de adhesión a la ALBA se ha tomado porque “algunos países de esa organización “no han tenido (hacia Honduras) el trato respetuoso que corresponde a un país”.
Venezuela incluso “amenazó con invadir a Honduras” tras la destitución de Zelaya, recordó Pineda, quien fue ministro de Educación del ahora gobernante derrocado.
Sectores políticos y empresarios se oponían el año pasado a la adhesión de Honduras a la ALBA por considerar que Zelaya estaba llevando al país al “Socialismo del siglo XXI” que promueve Chávez.
Zelaya, tras conocer las intenciones de Micheletti, acusó al presidente de facto de haber hecho un mal manejo de más de 100 millones de dólares provenientes de Petrocaribe y la ALBA.
“Son más de $100 millones provenientes de la ALBA y Petrocaribe que Roberto Micheletti gastó y desvió para sus propias intenciones como Gobierno golpista”, dijo telefónicamente Zelaya a Efe desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.
Agregó que la decisión anunciada por Micheletti “es insolente porque le está negando a los pobres una cooperación que se estaba consiguiendo con Hugo Chávez”.
“Es un acto de soberbia porque han utilizado el dinero de Petrocaribe y la ALBA, tratado que él (Micheletti) mismo aprobó”, cuando era presidente del Parlamento, subrayó Zelaya.
Los países miembros de la ALBA, al igual que la mayoría de la comunidad internacional, no reconocen al régimen de facto de Micheletti, ni las elecciones que se celebraron el 29 de noviembre pasado que le dieron el triunfo a Porfirio Lobo, del opositor Partido Nacional.
Honduras se adhirió a la ALBA el 25 de agosto de 2008 en una ceremonia que se celebró en Tegucigalpa, donde Chávez calificó de “pitiyanquis” a los sectores que se oponían a la integración del país centroamericano a esa iniciativa.
La adhesión a la ALBA fue ratificada el 9 de octubre del año pasado por el Parlamento hondureño, entonces presidido por Micheletti.
El Parlamento aprobó la adhesión a la ALBA por mayoría simple, con los votos de las bancadas de los partidos Liberal (oficialista), Unificación Democrática (izquierda), Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD) y la Democracia Cristiana, que juntos suman 73 votos.
Ver comentarios