Enviar
Michel Piccoli: “Moretti me pidió hacer un papa lleno de dolor pero discreto”

El actor francés Michel Piccoli, quien presentó en París la película “Habemus Papam”, declara que el director, el realizador italiano Nanni Moretti, le pidió interpretar el papel de un papa “lleno de dolor pero discreto”.
“Creo que no hubo ninguna indicación, pero había entre nosotros una intimidad de trabajo. No nos conocíamos”, confesó el actor (París, 1925) sobre la manera de trabajar con el cineasta italiano.
“Y poco a poco comprendió que yo entendía qué película quería hacer él. Y que sobre todo no hacía falta que fuera un actor, sino que fuera un papa, solamente un hombre de iglesia, y tímido, secreto, lleno de dolor pero muy discreto”, explicó Piccoli, que da vida a un papa en fuga por las calles de Roma.
Piccoli interpreta en el papel protagonista del filme de Moretti a un cardenal, elegido papa por el cónclave en el Vaticano pero que, un instante antes de salir a saludar a los fieles en el balcón de la Basílica de San Pedro, se da cuenta de que no puede asumir esa responsabilidad.
“No podía interpretarlo como a un payaso”, resumió Piccoli, quien se consideró un “colega” del papa Juan Pablo II, el pontífice de quien se sospecha, sin dar su nombre, que es quien precede en el Pontificado al personaje que interpreta el actor francés de origen italiano.
“Era un religioso, pero era un hombre de la vida real, no era un sacerdote perezoso o un poeta, sino un sacerdote de combate”, dijo Piccoli alargando sus consideraciones sobre ese papa tan influyente en el siglo XX.

París / EFE
Ver comentarios