Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


"Mi honor ha sido lesionado"

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 05 mayo, 2011



Ex ministro de la Presidencia evalúa presentar acción legal contra periodistas de La Nación
Rodrigo Arias: “Mi honor ha sido lesionado”
Político negó tráfico de influencias para que se detuviera indagatoria en su contra y entregó registros telefónicos a los diputados de la comisión investigadora

Luego de casi tres meses de investigación, donde quedaron al descubierto contradicciones, intrigas y otras pasiones propias de una mala novela de televisión, ayer, la comisión legislativa investigadora del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) terminó su trabajo con la comparecencia de Rodrigo Arias, ex ministro de la Presidencia.
Tras haber escuchado a los actores de este show político semana a semana, los legisladores tendrán ahora que presentar un informe al Plenario, en el que expondrán sus conclusiones, por el supuesto tráfico de influencias en el que habría incurrido Arias, para detener una indagatoria en su contra. El final de este episodio será a más tardar este 8 de mayo.
Durante su comparecencia, Arias aceptó someterse a un polígrafo, entregó un registro de llamadas de sus 16 teléfonos, tuvo un fuerte enfrentamiento con un diputado de Acción Ciudadana, acusó al diario La Nación de haber lesionado su honor y negó enfáticamente, haber influenciado en la detención de la indagatoria.
“Las afirmaciones pregonadas por el diario La Nación generaron la impresión de la existencia de un presunto tráfico de influencias destinado a obtener un beneficio indebido de parte del Ministerio Público. Esa distorsión de los hechos es sumamente grave y lesiva de mi honor y el de las demás personas mencionadas en las notas periodísticas. Dichosamente, una mentira, por mucho que se repita, no se convierte en verdad. Lo de la demanda es algo que está sobre la mesa y que se pensará”, expresó Arias.
Los diputados investigan un supuesto tráfico de influencias tendiente a frenar un proceso judicial contra los responsables de canalizar una donación hecha al gobierno anterior por $2 millones para el pago de consultorías. Los recursos fueron girados por el BCIE.
El tema tomó relevancia en enero anterior, cuando se dio a conocer que Arias llamó a José María Tijerino, entonces ministro de Seguridad Pública, para averiguar el estado de la indagatoria que realiza la Fiscalía en su contra por el manejo que hizo de esa cooperación.
De acuerdo con publicaciones periodísticas, el ex ministro recibió la notificación del proceso en su contra el 8 de octubre del año pasado. Ese mismo día y tras un lapso de dos horas, Jorge Chavarría, quien empezaría a fungir en tan solo ocho días como fiscal general de la República, solicitó a Lilliam Gómez, fiscala general interina, suspender la investigación.
Por estos hechos, la oposición en el Congreso ha sugerido que el ex ministro influyó de alguna manera.
“Jamás le pedí a don José María que interviniera en mi nombre sobre la voluntad de nadie: ni del Ministerio Público, ni del señor Fiscal General entrante, ni sobre la señora Fiscala General ad ínterin, ni de ningún Fiscal, ni del Poder Judicial. Mi inquietud, era saber de qué trataba el citatorio. Yo llamé a Tijerino porque somos amigos y porque tenemos cierta relación familiar, pero no fue para influir, por eso no me arrepiento de nada”.
El ex ministro de la Presidencia indicó que durante las comparecencias ha quedado demostrado que no actuó incorrectamente, ya que entre otras cosas, Gómez manifestó que la suspensión de la indagatoria se dio sin que él presionara de ninguna forma.
“Es muy importante señalar también que en esta comisión se confirmó que la llamada que hizo Tijerino fue el 9 de octubre, es decir, un día después de que se suspendió la indagatoria, asimismo el fiscal Chavarría aceptó que a él nadie lo llamó en mi nombre para solicitarle alguna gestión”, concluyó Arias.

Esteban Arrieta
[email protected]