Enviar
México tumba a Brasil
Dos Santos y ‘Chicharito’ ponen fin a diez partidos sin vencer a la canarinha

Con goles de Giovani dos Santos y Javier ‘Chicharito’ Hernández en el primer tiempo, México terminó con la racha de diez partido que tenía sin vencer a Brasil.
Brasil fue sorprendido por un México que le jugó al contragolpe y que supo anular a Neymar con un marcaje fuerte, en un amistoso disputado ayer en el Cowboys Stadium de Arlington, Texas.
México enfrió el partido, Brasil no despertó de su letargo futbolístico y vio cómo sufría la décima derrota en su historia en los 37 partidos que han disputado, con 21 triunfos y siete empates.
La selección de México se vengó, además, de la caída por 1-2 que Brasil le propinó en octubre en Torreón.
Tras el partido, a Brasil no solo le quedó la preocupación por su nivel futbolístico, pues defraudó con su juego y falta de entusiasmo a la hora de luchar por el triunfo, también por un golpe que sufrió el zaguero central Thiago Silva.
Dos Santos se convirtió en el verdugo de Brasil al penetrar por el lado izquierdo y sacar un tiro cruzado con efecto que entró por toda la escuadra del arco defendido por Rafael.
El delantero dudó antes de pegarle al balón y lo que en principio pareció que era un centro se convirtió en un gran remate.
El gol cambió la cara del partido. Brasil pudo ponerse por delante en el marcador al minuto 10 con el delantero Leandro Damiao, pero el árbitro del partido, el canadiense Silviu Petrescu, anuló el tanto por fuera de juego.
Al minuto 32, falló de nuevo la defensa brasileña al entregarle el balón a Dos Santos, quien entró al área chica, donde fue derribado por Juan en falta que el árbitro decretó como penalti y que ejecutó ‘Chicharito’ Hernández para vencer a Rafael y darle el 2-0 a México.
Brasil tuvo las mejores oportunidades de conseguir el gol, pero México aprovechó al máximo las dos que creó y que transformó en los tantos de la victoria.
Neymar al minuto 41 sacó un disparo potente y el balón iba por todo el ángulo izquierdo de la portería de México y ahí surgió la mano milagrosa del portero Jesús Corona para evitar lo que se contaba como el primer gol de Brasil.
En la segunda parte los cambios favorecieron más a la selección de México, que dirige José Manuel de la Torre, que a la de Brasil de Mano Menezes.
De la Torre tuvo siempre claro que había que controlar a Neymar, quien no pudo hacer su mejor fútbol porque la defensa de México estuvo siempre encima y lo anuló.
Brasil seguirá en Estados Unidos su preparación hasta que el próximo 9 de junio se enfrente a Argentina en el MetLife Stadium, de East Rutherford (Nueva Jersey).
México quedó lista para recibir a Guayana el próximo viernes en el primer partido de la tercera fase de clasificación de la Concacaf en busca de un boleto para el Mundial de Brasil 2014.

Arlington (Texas, EE.UU.)/EFE
Ver comentarios