Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



GLOBAL


México bate a China por firmas de EE.UU.

Redacción La República [email protected] | Jueves 09 septiembre, 2010



México bate a China por firmas de EE.UU.

Cuando Cessna Aircraft Co. buscaba en 2006 países de bajos salarios donde pudiera fabricar componentes de aeronaves, su primer instinto fue ir a China.
Después de buscar activamente la manera de hacer envíos de suministros al país asiático en menos de un mes, el productor de aviones ligeros con sede en Wichita, estado de Kansas, descubrió una mejor solución al otro lado de la frontera de Estados Unidos: México.
“El envío desde y hacia México es más fácil y más rápido porque es terrestre en vez de marítimo”, dice el jefe ejecutivo de Cessna, Jack Pelton. “Ofrece una vía para que Cessna sea más competitiva mientras lidia con el desafío de la actual situación económica”.
Ahora, Cessna está completando una cuarta expansión, en la ciudad de Chihuahua, México, que ampliará el espacio de la planta fabril hasta 10 veces su tamaño inicial, informa la revista Bloomberg Markets en su número de octubre.
Cessna tiene mucha compañía. El año pasado, cuando Whirlpool Corp., con sede en Benton Harbor, estado de Michigan, decidió reducir la producción debido a la merma de la demanda del consumidor, cerró una planta en Evansville, estado de Indiana, y desvió más trabajo a Monterrey, México. Polaris Industries Inc. dijo en mayo que eligió Monterrey para construir vehículos todoterreno y enviarlos al sur de Estados Unidos. La compañía con sede en Medina, estado de Minnesota, está cerrando una fábrica en Osceola, estado de Wisconsin.
Flextronics International Ltd., con sede en Singapur, que fabrica teléfonos móviles, autopartes y productos médicos para otras compañías, está prestando más atención a México conforme se cierra la brecha salarial con China, dice el jefe ejecutivo Michael McNamara.
Tras años de perder segmentos del mercado de Estados Unidos ante China, México ha comenzado a recuperar parte de ello. La cuota de productos mexicanos que Estados Unidos importó durante los primeros cinco meses del año subió más de un punto porcentual a 12,3%, mientras que la posición de China cayó a 17,3% de 18,6%.
Los salarios fabriles chinos promedio a poco menos de $2 por hora están solo 14% más bajos que los de México este año, según cálculos de la Secretaría de Hacienda de México. Los salarios al sur de la frontera de Estados Unidos estaban tres veces más altos en 2002.
El ingreso mexicano de Flextronics subió a 15% de la entrada total al final del segundo trimestre este año, frente a 10% hace dos años.
Las compañías extranjeras están desestimando preocupaciones por la violencia vinculada a las drogas.

Monterrey
Bloomberg