Enviar
México teme “desaceleración” del turismo

México
EFE

Rodolfo Elizondo, ministro mexicano de Turismo, avanzó que el próximo año México “empezará a reflejar una tendencia de desaceleración” del sector debido a la crisis económica.
“Estamos preocupados por la magnitud de los eventos económicos en Estados Unidos, que se reflejarán en nuestra economía y turismo”, apuntó Elizondo en un encuentro de fin de año con la prensa.
El turismo es la tercera fuente de ingresos para México, solo por detrás del petróleo y las remesas enviadas por los mexicanos en el exterior.
Con una previsible caída de las remesas enviadas por los mexicanos en 2009, según analistas, se espera que el turismo cobre si cabe mayor importancia para la economía del país.
“Espero que podamos mantener las cifras con las que cerramos este año”, dijo el ministro. Según sus datos, de enero a octubre de 2008 visitaron México 18,34 millones de turistas internacionales, un 5% más que el mismo periodo del año anterior.
El país captó divisas de enero a octubre, por este motivo, por un valor de $11.113 millones, un 5,6% más que en igual período de 2007.
La balanza turística fue favorable a México, con $4.775 millones, un 9,3% superior a la cifra registrada en dicho segmento del ejercicio previo.
Elizondo destacó la necesidad de vender bien el país y criticó la “insistencia” de lanzar informaciones que no ayudarán “en la recesión que vendrá”.
El ministro se refería a la continua presencia en los medios -que se difunde globalmente- de informaciones sobre los asesinatos del crimen organizado mexicano, más de 5.300 en lo que va de 2008, el doble que el año anterior.
La crueldad y lo frecuente de las matanzas perpetradas por los sicarios de los carteles de la droga -en su gran mayoría entre ellos- ha hecho que, por ejemplo, Estados Unidos lance serias advertencias a sus ciudadanos a la hora de visitar determinados lugares de México, especialmente el norte.
“No pretendemos que no se diga lo que es, sino ayudar a este país con buenas noticias”, justificó el ministro.
Los estadounidenses son precisamente la baza en la que el sector turístico mexicano confía para mantener sus ingresos, debido a la vecindad de los países y a la habitual llegada de visitantes de Estados Unidos al Caribe mexicano.
La zona caribeña de México está, junto con la capital, a la cabeza de la captación de divisas. Otro destino de sol y playa importante a este respecto es Los Cabos, en la península de Baja California, norte del país.
Ver comentarios