Enviar
México enfrenta inminente recesión

Economía azteca crecería entre 0,8% y 1,8% este año


México
EFE

El Banco de México (central) pronosticó ayer una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) para 2009 de entre el 0,8% y el 1,8%, con lo que se cumplen las expectativas más pesimistas sobre el desempeño de la economía del país, demasiado dependiente de Estados Unidos.
La nación latinoamericana, la segunda mayor economía de la región después de Brasil, puede haber entrado ya en recesión en la medida en que el ente emisor estima que en el cuarto trimestre de 2008 el producto experimentó una contracción a tasa anual del 1%.
Durante la presentación del “Informe sobre la inflación” para ese trimestre, el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, recordó que el entorno económico internacional “se ha caracterizado por una contracción de la actividad económica mundial no vista en décadas”.
Según el organismo, en 2008 el producto mexicano se expandió el 1,5% y no el 2% como calculaba hace unos meses.
El escenario descrito refleja “el debilitamiento significativo que han presentado en los últimos meses las perspectivas para la economía mexicana”, destaca el informe.
El estudio detalla que las perspectivas para la economía mexicana en 2009 “obedecen, fundamentalmente, al severo deterioro que ha registrado el entorno externo”.
“Creo que en México el impacto, considerando la cercanía que tenemos con Estados Unidos, ha sido hasta ahora menor al que podíamos haber esperado dado el tamaño del problema”, manifestó Ortiz.
La Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin) denunció ayer que “la recesión estadounidense, destino del 80% de las exportaciones no petroleras de México, arrastra a la baja” a las exportaciones manufactureras mexicanas, “uno de los motores” del crecimiento e importante generador de divisas.
En un comunicado, la Concamin recordó que en diciembre pasado las exportaciones del sector manufacturero mexicano volvieron a caer por tercer mes consecutivo, en esta ocasión a razón del 11,5% respecto al mismo mes del año anterior.
El Banco de México estima además que al término de 2008 es probable que el sector servicios haya crecido a tasa cero, y que la industria mexicana se haya contraído cerca de un 4%, a causa de las dificultades por las que atraviesa el sector automotriz, también afectada por la situación en Estados Unidos.
Felipe Calderón, presidente de México, presentó este mes un millonario plan contra la crisis que incluye la congelación de los precios de la gasolina y el gas durante 2009, apoyos para vivienda, un seguro de desempleo y mayor construcción.
No obstante, ese plan ha sido criticado por varios sectores que lo consideran limitado e improvisado.
Calderón decretó ayer que el precio del diesel en México, más barato que el que se vende en Estados Unidos, se incremente a un ritmo más lento, con lo que el Gobierno busca calmar los ánimos de los pescadores, que preparan una marcha contra el Ejecutivo el próximo viernes en la capital, en la que también participarán sectores campesinos y de la izquierda.

Ver comentarios