Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Mermó confianza del consumidor estadounidense

| Sábado 13 febrero, 2010



Mermó confianza del consumidor estadounidense

Washington- La confianza entre los consumidores de Estados Unidos cayó en febrero de un máximo de dos años, indicando que los estadounidenses quizá no estén convencidos de que el mercado laboral se está recuperando.
El índice preliminar del ánimo del consumidor de Reuters/Universidad de Michigan cayó a 73,7 de 74,7 en enero. La medición promedió 88,9 durante la expansión económica que concluyó en diciembre de 2007.
El empleo bajó inesperadamente en enero, en tanto un aumento en la semana laboral indicó que las compañías estaban a punto de expandir las plantillas según repuntó el crecimiento económico el trimestre pasado.
El Gobierno del presidente Barack Obama previó el jueves que el empleo aumentará en 95 mil por mes en promedio este año, indicio de que tomará mayor tiempo recuperar los 8,4 millones de puestos de trabajo perdidos desde que comenzó la recesión.
“La continua debilidad del mercado laboral en Estados Unidos y el crecimiento relativamente bajo del ingreso no va a permitir ninguna clase de repunte significativo en los indicadores del ánimo del consumidor”, dijo Stephen Gallo, jefe de análisis de mercado de Schneider Foreign Exchange en Londres, quien previó con corrección el índice.
Se preveía que el índice del ánimo del consumidor subiría a 75, según la mediana de 74 economistas encuestados por Bloomberg News.
Sin embargo, las ventas al por menor en Estados Unidos aumentaron en enero por tercera vez en cuatro meses, indicio de que la recuperación del gasto de los consumidores que empezó a fines del 2009 continúa en el nuevo año.
El aumento de un 0,5% fue mayor de lo que se había pronosticado y sucedió a una caída de un 0,1% el mes anterior que fue más pequeña de lo que se calculó inicialmente, según cifras difundida el viernes por el Departamento de Comercio en Washington.
Excluidos los automóviles, las ventas aumentaron un 0,6%.
La caída del desempleo y una semana laboral más larga el mes pasado señalan que la economía está próxima a crear puestos de trabajo, lo cual dará lugar a aumentos de renta que pueden abultar aún más la demanda.
Macy’s Inc. y Gap Inc. se hallan entre los minoristas que protegen las ganancias manteniendo existencias moderadas tras el mayor bajón del gasto familiar en treinta años.
“El consumidor está gastando, pero con bastante cuidado”, dijo Julia Coronado, economista principal de BNP Paribas en Nueva York, antes de que saliera el informe. “El aumento del gasto del consumidor es bastante moderado, pero sí parece ser sostenible”.
Los contratos de futuros sobre índices de acciones retuvieron sus caídas tempranas tras conocerse el informe, deprimidos por las medidas de China para enfriar su economía.
Se esperaba que las ventas al por menor subieran un 0,3% tras la caída de un 0,3% informada originalmente respecto a diciembre, según la mediana de las previsiones de 82 economistas sondeados por Bloomberg.
Los pronósticos fueron de una caída de un 1% a un 0,7%.
Se esperaba que las compras, excluidos los autos, aumentaran un 0,5%, según la mediana del sondeo.