Foto 1
Enviar

Mercados cambiarios preparan sus sistemas para posible espasmo griego

 El operador de una pieza clave de la plomería financiera del mercado cambiario dice que está preparando sus sistemas para posibles espasmos en las operaciones si Grecia sale del euro.
“Es lógico preparar los propios sistemas para todas las eventualidades”, dijo Dino Kos, responsable de asuntos regulatorios globales en CLS Group Holdings AG. “Es lo que, por cierto, estamos haciendo en CLS”.
CLS resuelve todos los días transacciones cambiarias por más de $5 billones. Se creó en 2002 para eliminar el riesgo de que una parte en una operación cambiaria no entregue un activo una vez ejecutada la transacción.
Los reguladores estadounidenses lo han calificado como un Servicio Sistémicamente Importante del Mercado Financiero cuyo fallo podría poner en peligro la estabilidad del mercado.
En tanto se preparan para la posibilidad de que Grecia abandone el euro, las empresas que manejan la infraestructura operativa del mundo son en su mayoría renuentes a hablar de sus planes. Esto se debe en parte a que temen aparecer prediciendo o favoreciendo un resultado antes que otro.
“No veo ninguna razón para que los proveedores de infraestructura cambiaria, no sólo nosotros, sino también las plataformas de negociación, no puedan manejar esa volatilidad aumentada”, dijo Kos.
El destino de Grecia se determinará en unos días en tanto los políticos del país regatean con los acreedores.
Los ministros de Finanzas y los líderes de la eurozona se reunieron con sus homólogos griegos ayer en un intento por llegar a un acuerdo respecto de las reformas necesarias para liberar más efectivo del salvataje.
La canciller alemana Angela Merkel dijo que las propuestas de reforma más recientes presentadas por Grecia eran “un paso adelante” aunque “quedan las deliberaciones más intensas”.
La infraestructura mundial de operaciones cambiarias ya sufrió una prueba importante este año.
El 15 de enero, el Banco Nacional Suizo puso fin inesperadamente a su política de limitar el valor del franco contra el euro. La ulterior recuperación de 41% del franco suizo provocó oleadas de pérdidas para los operadores cambiarios.
Algunos corredores trataron incluso de echarse atrás en operaciones que ya habían sido ejecutadas.
El hecho reveló que las plataformas minoristas de negociación eran un eslabón débil en el mercado cambiario. FXCM Inc., el mayor agente minorista estadounidense, casi quebró. Alpari (UK) Ltd., un agente cambiario con sede en Londres, cayó en la insolvencia. Jaclyn Klein, portavoz de FXCM, no respondió a solicitudes de consulta por teléfono y correo electrónico.
Además de la resolución y la ejecución, los mercados cambiarios también dependen de los bancos para ofrecer servicios de corretaje. El término se refiere al crédito que los bancos proveen a clientes como fondos de cobertura y firmas de negociación de alta frecuencia para comerciar divisas.

Bloomberg

Ver comentarios