Enviar
Mercados financieros

Bolsas de valores

Uno de los términos a los que constantemente se hace referencia en los medios de comunicación especializados en negocios, finanzas y economía es a las bolsas de valores. En este último año, a raíz de la crisis hipotecaria y a la recesión en Estados Unidos, el inversionista ha estado muy atento a lo que sucede diariamente en las bolsas de los principales mercados de valores a nivel mundial.
En la mecánica de la negociación de los valores, una vez que este tipo de activos se emiten al público, los inversionistas pueden negociarlos entre sí. La compra y venta de valores ya emitidos se lleva a cabo en los mercados secundarios, básicamente: las bolsas de valores nacionales y, en aquellos países con dimensiones económicas determinantes para la economía mundial, las bolsas locales. También se encuentran los mercados de valores y la negociación directa entre las partes.
Para el caso de un país como Estados Unidos existen varias bolsas de valores. Las dos más conocidas son: la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE o “Big Board” y la Bolsa de Valores Americana (Amex) que son de carácter nacional y están localizadas en la ciudad de Nueva York. A nivel local existen las Bolsa de Valores de Boston o del Pacífico que son regionales y tienden a comerciar con empresas que cotizan dentro de una región en particular.
Las bolsas de valores se definen como mercados secundarios en los que sus miembros compran y venden los valores ya emitidos. En otras palabras, estas organizaciones ofrecen un punto de encuentro para que tanto oferentes como demandantes de activos financieros puedan negociar y realizar transacciones de este tipo. Por lo tanto, la calidad de los integrantes o los asientos en las bolsas son un activo de mucho valor. La mayor parte de estos asientos son de brokers comisionistas, que a su vez son propiedad de grandes intermediarios financieros. En nuestro próximo comentario continuaremos con el tema.


Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]
Ver comentarios