Mercados financieros
Enviar
Mercados financieros

Sobre el mundo de los derivados

En anteriores comentarios nos hemos referido a los derivados como uno de los instrumentos financieros a través de los cuales han florecido con mayor intensidad los mercados de futuros y opciones. Recordemos que los futuros y las opciones facilitan ingresos que dependen del valor de otros activos como el precio de las materias primas, minerales preciosos, precios de las obligaciones (deuda) y de las acciones o los valores de los índices de mercado. Por esto, a estos instrumentos se les llama derivados o activos contingentes.
A la fecha, dentro de la turbulencia de los mercados financieros, especialmente en los Estados Unidos, los derivados cuyo valor depende de minerales preciosos, granos y petróleo, están experimentado una dinámica alarmante que ya algunos expertos están comenzado a pronosticar como la próxima burbuja especulativa.
En el mundo de los derivados las opiniones son encontradas. En un balance general, se podría afirmar que predomina el tono negativo. Algunos críticos consideran el mercado de los derivados es como una especie de casa hecha de cartas. Para el caso, cartas de miles de millones de dólares conformadas por transacciones entrelazadas y, en general, muy apalancadas. Ello lleva a un temor constante sobre el incumplimiento de un solo jugador y su efecto pernicioso en la economía mundial. Los defensores enfatizan que los peligros del mercado están de sobra compensados por la ventaja que dan los derivados a los bancos, las empresas y para que los inversionistas administren su riesgo.
Siendo que esta área de las finanzas es relativamente nueva, hasta hace poco no se contaba con una forma sencilla para determinar el impacto que a futuro tendrían estos instrumentos. La reciente crisis en el sector inmobiliario de los Estados Unidos, ha modificado ese criterio, acelerado el diseño de metodologías para medir el riego e impacto de fluctuaciones violentas en estos mercados. En la actualidad hay más de 1,200 tipos diferentes de derivados en los mercados financieros, la mayoría de los cuales necesitan un programa informático para calcularlos.

Juan Carlos Pérez Herra

Si tiene dudas o comentarios, por favor escriba a: [email protected]

Ver comentarios