Mercados emergentes emitirían más bonos en dólares
Enviar
Mercados emergentes emitirían más bonos en dólares


Nueva York -- Los países en vías de desarrollo planean vender la mayor cantidad de bonos con denominación en dólares desde 2005, revirtiendo así un viraje hacia la deuda local. En momentos en que caen los precios de las materias primas, disminuyen las reservas extranjeras y las monedas de los mercados emergentes se debilitan.
Las ventas internacionales pueden aumentar un 68% a $65.000 millones este año, según cálculos de ING Groep NV. Solo México recaudó $2.000 millones en una oferta del 18 de diciembre.

El ministro de Finanzas de Perú, Luis Valdivieso, se reunió ese mismo mes con inversores en Nueva York, Boston, Londres y Madrid para concitar interés en la primera venta extranjera del país en casi dos años.
Y es que los Gobiernos se están haciendo más dependientes de los mercados internacionales después de que los seis meses de caída de las materias primas redujeron las ganancias de las exportaciones y generaron un aumento del déficit presupuestario.
La toma de préstamos en dólares aumentará el riesgo cambiario, un modelo que llevó a países de América Latina a la cesación de pagos en la década de 1980, dijo Ricardo Hausmann, director del Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard. “Los países se verán obligados a emitir en dólares”, dijo Hausmann, un ex ministro de Planificación de Venezuela que calificó la dependencia de los mercados extranjeros por parte de los países en vías de desarrollo de “pecado original” en un artículo de 1998 que publicó la revista Foreign Policy. “Las estructuras de la deuda volverán a deteriorarse”, manifestó en ese entonces.
Las ventas de bonos en dólares cayeron un 43% en los últimos tres años, llegando a $68.000 millones en 2005. Esto mientras que un aumento del 134% de las materias primas, según mediciones del índice CMCI de UBS Bloomberg, ayudaba a los países a pagar sus obligaciones en el exterior, según ING.
Las ofertas de deuda en moneda local aumentaron un 23% anual desde 2005, según el Banco Internacional de Pagos.
Pero ahora la historia se perfila en una ruta distinta. El ministro de Finanzas peruano aseguró que las reuniones con inversores sugirieron que había demanda para al menos $600 millones de pagarés.
Con ello sería improbable que el aumento de bonos en dólares dé lugar a una ola de incumplimientos como los de los años ochenta, porque los países en vías de desarrollo redujeron el gasto y contuvieron la inflación, dijo David Spegel, jefe de estrategia de mercados emergentes de ING.
Por ejemplo, Brasil redujo su déficit presupuestario al equivalente del 1,2% del producto interno bruto, frente a 8,8% hace 10 años.
“Llegan a la crisis en mejor estado”, dijo Igor Arsenin, de mercados emergentes de Credit Suisse Group, agregando que “la mayor emisión en dólares sólo supone un riesgo si hay un período prolongado de desaceleración global”.

Ver comentarios